Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Bronquitis

Sinónimo(s): catarro al pecho (Oax) (1), dolor de pecho (SLP) (2), enfriamiento de pecho (Mor) (3), hervor de pecho (4), (Chis) (5), (Edo Méx) (1), hilar de pecho (4), hoguio (Gro) (6), ogio (Edo Méx) (7), oguio, oguillo (Ver) (8), pasmo de la tos (4), pechuguera (Chis) (1), resfriado del pecho (Tamps) (1), tapazón de pecho (Gro) (6), tos con alcanzamiento (Chis) (1), tos con hervidero de pecho (Gro) (1), tos de cansancio (Ags) (1), tos seca (Chis) (1), tosiento (Tab) (1). Lengua Indígena: Chontal josir obaj (Camp) (3), (Tab) (8). Pame m’ek ta’óa, m’Ek na’óa o m’Ek n’óa (2). Totonaco (Ver) Ihkgelit-Xiknat (9).

Padecimiento respiratorio causado principalmente por cambios bruscos de temperatura y caracterizado por la presencia de fiebre, tos con flema y "ruidos" en el pecho.

Los cambios bruscos de temperatura (3) (7) (10 y 11) son sus motivaciones principales. La exposición al frío o calor extremos, la ingesta de bebidas frías, la falta de abrigo y los cambios de clima seco a húmedo, producen en la mayoría de los casos la entrada de frío a los pulmones o al organismo, ocasionando un desequilibrio en la temperatura del cuerpo. Se reconocen también como causas, el pasmo en Morelos (3), el aire en el Estado de México y Michoacán (7) (11), la "infección" en el recién nacido, los parásitos y la herencia en Guerrero (6) y "el aire malo" en Oaxaca (12). En Tabasco, se piensa que las personas que tienen "debilidad pulmonar" son las propensas a padecer esta enfermedad (8) (13).

Es una enfermedad que se presenta principalmente con calentura (2 y 3) (6 y 7), dificultad para respirar (2) (7 y 8), una tos que generalmente produce flema (7) y que puede terminar en vómitos (6) y una sensación de que "hierve el pecho", "como si trajera gatos encerrados" o "una olla de grillos" o le "hilara el pecho" (4) (6 y 7). Con menor frecuencia se presentan dolor en el pecho (11), espalda (14) y pulmón (2), palpitaciones (6), sudor (6) y escalofríos (11).

Para lograr su curación, existe una gran variedad de tratamientos con los que se persiguen varias finalidades. Para quitar o bajar la temperatura y así evitar que "el calor se quede en la cabeza", se aplican plantillas confeccionadas con café y Vick VapoRub (3). Para la tos se administran jarabes de distintos tipos, como por ejemplo de rábano (15) o se aplica tomate, (Physalis sp.) y mantequilla directamente en la garganta (3). Para expulsar el frío del organismo existen varias modalidades; en Atoyac, Guerrero, frotan el pecho y la espalda de afuera adentro con alcohol caliente, vendan al enfermo y lo mantean, después lo cubren para que no le dé aire (6) (V. manteada). Entre los espiritualistas de Cuernavaca, Morelos, se frota la piel con una escoba a través de la ropa para "abrir el poro del pulmón" y entonces se aplica "Opo de Dios" comprado en la farmacia cubriendo al paciente con papel estraza y ropa para que sude (10). Estos procedimientos generalmente se acompañan con ingesta de tés de diversas plantas, entre las que sobresalen el tomillo (Thymus vulgaris) (12), gordolobo (Gnaphalium sp.) (2 y 12) y eucalipto (Eucalyptus globulus) (2) (12). En general se recomienda que el enfermo se proteja del aire y del frío.

También recurren a los médicos institucionales para ser atendidos, por lo que es común que los curanderos y los mismos pacientes utilicen medicamentos de patente, incluidos entre ellos varias presentaciones de penicilina y jarabes para la tos.

Es una enfermedad grave que se presenta a todas las edades, aunque se reconoce su mayor incidencia en niños y viejos, en los que frecuentemente resulta fatal.

La medicina académica reconoce como bronquitis a la inflamación de la mucosa de los bronquios, provocada principalmente por agentes infecciosos a los que se unen una serie de factores externos, tales como los cambios bruscos de temperatura entre otros. Además presentan una gran disposición a sufrir este padecimiento, los cardiópatas y los inmunodeprimidos.

La bronquitis se divide en aguda y crónica; la aguda se caracteriza por tos productiva, fiebres y estertores; la crónica por una tos que persiste por más de noventa días durante dos años y frecuentemente es acompañada de disnea; en ambas se presentan subtipos, por lo que además puede existir una sintomatología agregada variada (16).

En la medicina popular, se entiende por bronquitis al mismo padecimiento, aunque no se reconozca la etiología infecciosa y la división entre aguda y crónica, ya que existe una correspondencia de las otras causas y sus síntomas, si bien con denominaciones diferentes. Cabe señalar que tanto al eucalipto como el tomillo, se reconocen como antisépticos, con acción expectorante en el caso del eucalipto y "calmante" de los accesos de tos en el de tomillo (17) y el gordolobo (18).

Índice de Autores

(1) Secretaría de Economía, 1956.

(2) Chemin Bässler, H., 1984.

(3) Álvarez Heydenreich, L., 1976.

(4) Padrón Puyou, F., 1956.

(5) Moscoso Pastrana, P., 1981.

(6) García Jiménez, S., 1984.

(7) Gómez López, J. M., 1990.

(8) Pérez Salvador, A., 1987.

(9) Santos García, A. de los et al., 1988.

(10) Baytelman, B., 1986.

(11) Young, J. C., 1981.

(12) Magdaleno Mora, R., 1987.

(13) Garcés Medina, A. R., 1989.

(14) Sassoon Lombardo, Y., 1979.

(15) JavisS., M., 1985.

(16) Segatore, L. et al., 1975.

(17) Thomson, W. et al., R. L. et al., 1988.

MZ