1100
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Huastecos (Teenek).
[ ]  [ ]  [
Las demandas de atención
]  [ ]
Las demandas de atención

Al analizar las causas de demanda de atención que tratan los diferentes tipos de terapeutas huastecos, se obtiene un total de 71 motivos diferentes, entre los que destacan, por su frecuencia, los padecimientos gastrointestinales: diarrea, vómito, soltura, disentería, deposición, parásitos, mal de estómago, vómito de sangre, cólico y derrame de bilis. Aparecen a continuación los síndromes de filiación cultural: espanto, mal aire, empacho, mal de ojo (V. waleklaab), envidia, asombro, curar y regresar el daño, alejar vecinos y atraer esposos. Asociado a éstos, se registra un grupo de procedimientos y métodos terapéuticos que, a juicio de los informantes, requieren de cierta especialización: cambios, tratamiento de la mollera hundida o levantamiento de la mollera, tratamiento del llanto de niño y levantamiento de la sombra. Las afecciones o las causas de carácter ginecoobstétrico ocuparon el tercer lugar en importancia numérica; destacan: atención del parto, caída de matriz o "se le viene la matriz", embarazo, hemorragia después del parto, inflamación después del parto, enderezar al niño o niño atravesado, y sangrado vaginal. Torceduras, quebraduras, zafaduras, falseaduras y reumas integran el grupo de los padecimientos musculoesqueléticos. Siguen a éstos las afecciones dermatológicas: sarna, comezón, granos y erisipela. Como señalamos anteriormente, la medicina tradicional huasteca refiere un grupo importante de alteraciones asociadas al dolor, sea en forma genérica, sea que se localice en algún órgano, miembro o región corporal: dolor, dolor de estómago, dolor de cabeza, dolor de cuerpo, dolor de o del corazón, dolor en el pie, dolor en los ojos, dolor de muela, dolor en el brazo, dolor en o de la espalda, dolor de cintura y dolor de riñones. Finalmente, el cuadro de la morbilidad se completa con un grupo de causas muy diversas: calentura, tos, "no tiene sentido", locura, borrachera de la cabeza, anemia, embolio, asma, llagas, inflamación del vientre, infectados de SIDA, oguío, hepatitis, azúcar y gripa.

En lo que respecta a la mortalidad, los informantes mencionaron un total de 37 causas; de éstas, las afecciones gastrointestinales —como es característico de muchos grupos— son las más frecuentes: soltura, diarrea, vómito, disentería, deposición y cuando el paciente "no puede obrar". Buena parte de la mortalidad es atribuida a síndromes de filiación cultural: mal aire, espanto, "porque no danzan", empacho, mal de ojo, caída de mollera, brujería y envidia. Las complicaciones en el parto, el sangrado vaginal, la diabetes (azúcar), el dolor de riñones, la debilidad, la tuberculosis, el sarampión, el dolor de corazón, la tos ferina, "el no hacer caso a los remedios e ir con el brujo", la anemia, la embolio, el dolor de cabeza, los golpes, las caídas, los ataques al corazón, la calentura, el mal de tétanos, la hinchazón (saublit fulej), la bronquitis, las quebraduras con gangrena y los "cambios", completan el cuadro de la mortalidad registrada.

A continuación se describen algunas causas de demanda de atención sobresalientes.