Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Acomodar al niño

Procedimiento manual que utilizan las parteras tradicionales en diversas partes de México, con el propósito de "encaminar" y "colocar" al feto en presentación cefálica durante el embarazo e, incluso, cuando ya ha comenzado el trabajo de parto. Estos masajes se realizan periódicamente (1 y 2) (V. embarazo y parto).

Durante el embarazo la partera realiza una serie de maniobras exploratorias para cerciorarse de que la presentación del producto es idónea, de no ser así, procede con firmeza a desplazar el cuerpo de la criatura por medio de masajes empleando sustancias aceitosas, de manera que la cabeza quede hacia abajo —"encajada en el vientre"— y los pies en dirección opuesta. Se necesita un mínimo de tres sesiones para que el feto quede en la presentación deseada (1).

El masaje prenatal se considera necesario en la atención tradicional del embarazo para determinar la presentación y posición correcta del feto. La manipulación externa se practica con el propósito de desprender el feto gradualmente a fin de que el parto sea menos doloroso y para mantener el útero en su sitio (V. manteada). Cosminsky hace notar que el masaje puede jugar un papel muy importante en la atención del embarazo y el parto como elemento de apoyo emocional debido al contacto físico.

Índice de Autores

(1) Mellado Campos, V. et al., 1989.

(2) Cosminsky, Sh., 1977

YG