Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Fuegos

También fogajes (Camp) (1) (Yuc) (2 a 4), fogazón (5), fogazo (5 y 6) (Mich) (7). Sinónimos: afta (Yuc) (2), granos de la boca (Gro) (8) (Ver) (9), herpes (Mor) (10), llagas de fiebre (Sin) (11), úlceras bucales (Dgo) (12). Lengua Indígena: Maya (Yuc) k’aak (2). Maya (Camp) xayac (5) (13). Nahua (Pue) camapalaxtle (14). Purépecha eremukua (15).

Así se denomina a las vesículas, llamadas popularmente "granos", que salen en los labios o dentro de la boca.

Su origen se atribuye principalmente al calor, típico y extremoso en ciertas épocas del año (15), a la calentura (7) (11) o al desplazamiento de esta última en el organismo; por ejemplo, al haber irritación del estómago, la calentura puede subirse a la boca (14). También se señalan como causas no bañarse ni cambiarse de ropa (7), o no bañar diariamente al niño después de aplicarle una inyección, así como tener antojos insatisfechos (15) y emborracharse (7).

Las úlceras bucales son descritas como pequeñas lesiones que salen en la boca, lengua y garganta; al inicio es una sola pero después proliferan, y en su interior tienen "agua" (15). Producen inflamación (16) y son muy dolorosas -"arden"- (15 y 16), e impiden comer (14 y 15). En ocasiones, el paciente tiene calentura (15) y escalofríos (7). La salivación es abundante y los niños "se babean" (15).

Básicamente, la terapéutica consiste en la aplicación local de toques, untadas o enjuagues con la savia o resina de ciertas plantas, entre las que destacan el piñón o pomolché (Jatropha curcas) (1) (9), la sangregrado (Croton draco) (8 y 9) y el moral (Morus celtidifolia) (14). Se recomienda también administrar baños, lavados, gargarismos, fomentos y cataplasmas con el cocimiento o la infusión de plantas como la ortiga (?) (10), la grama (Cynodon dactylon) (12) y el diente de león (Taraxacum officinale) (16), entre otras.

Para la medicina académica este tipo de lesiones es originado generalmente por el virus propio del herpes simple o herpes labial (5) (6) (13), padecimiento muy común en el país, que se presenta al debilitarse el sistema inmunológico de la persona y manifestarse factores desencadenantes, como estados febriles, presencia de otras enfermedades, cambios de temperatura, excesos físicos y trastornos emocionales (6) (11). La aparición de erosiones en la piel puede predisponer a la infección primaria por herpes. Asimismo, puede combinarse con otros padecimientos de la cavidad bucal y ocasionar lesiones que se extienden hasta la parte posterior de la faringe (17).

Si tomamos en cuenta los argumentos anteriores y la semejanza de las lesiones que se producen, resulta comprensible la dificultad para identificar con exactitud a las diversas enfermedades bucales. Los sinónimos mencionados apoyan igualmente esta última interpretación, pues incluyen a las aftas y úlceras bucales que se manifiestan también en otros padecimientos (V. mal de boca y aftas).

Índice de Autores

(1) Zavala Ramos, F., 1990.

(2) Barrera Vásquez, A. et al.1980.

(3) Santamaría, F. J., 1983.

(4) Real Academia Española, 1984.

(5) Padrón Puyou, F., 1956.

(6) Saúl, A., 1974.

(7) Young, J. C., 1981.

(8) Moreno Armendáriz, L. et al.1983.

(9) Santos García, A. de los et al.1988.

(10) Magdaleno Mora, R., 1987.

(11) Werner, D., 1976.

(12) González Elizondo, M., 1984.

(13) Secretaría de Economía, 1956.

(14) Castro Ramírez, A. E., 1988b.

(15) Rangel, R., 1982.

(16) Esquivel Romero, A. E., 1989.

(17) Cecil-Loeb, 1968.

IL

"