Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Chupador

Sinónimos: chupandero (Pue) (1) Lengua Indígena: Mixe mu’kpo (Oax) (2). Nahua tequejyektiani (SLP) (3). Totonaca (Pue) cu’wa’na o sku’wa’na (4), stuzunu o tsesaka (1).

Especialista de la medicina tradicional que emplea como técnica primordial la chupada o succión de objetos introducidos al paciente, generalmente por acción de brujería (V. chupar). Su presencia ha sido reportada para las regiones mixe, zapoteca y mazateca de Oaxaca, entre los totonacos de Puebla, y los nahuas de Morelos y San Luis Potosí.

Aunque atienden por lo general enfermos con dolencias cuya causa se atribuye a la introducción de objetos por acción de brujería (1 a 3) (5), existen variantes en cuanto a las enfermedades que tratan: entre los nahuas de Morelos, los chupadores "succionan los pulsos" para atender a los enfermos de susto (6), mientras que entre los nahuas de San Luis Potosí son solicitados para "sacar los malos aires" (3).

Los chupadores mazatecos realizan el diagnóstico por medio de un interrogatorio, pero si éste no resulta satisfactorio, recurren a otras técnicas como la pulsación (7).

Antes de realizar la chupada, es común que el especialista se enjuague la boca con mezcal u otra bebida, y rocíe con la misma la parte del cuerpo a tratar. La generalidad de los chupadores succiona directamente con la boca; sin embargo, otros, como los totonacos, lo hacen a través de un carrizo que simboliza al Sol y al dios del maíz y está reservado para los hombres, mientras que las mujeres chupan a través del puño (1).

El chupador saca de su boca objetos diversos que constituyen la causa de la enfermedad, o bien, que simbolizan que ha extraído la enfermedad materializada. Los objetos extraídos son pequeños y varían desde piedras, vidrios y agujas hasta semillas y algunos animales. Los zapotecos del sur de Oaxaca llaman a los objetos chaneques, ya que se dice fueron introducidos en el cuerpo del paciente por el señor de la tierra (8). Los mazatecos distinguen dos tipos de chupadores, dependiendo de los objetos que resultan de la succión: chupadores de líquidos (sangre) y chupadores de animales (pequeñas piedras anaranjadas llamadas "gusanos") (7). En comunidades nahuas de San Luis Potosí, el prestigio de estos especialistas es cada día menor, ya que se piensa que engañan a la gente con fines lucrativos; son pocos los que aún gozan de respeto, principalmente aquellos que no chupan objetos materiales, pero sí dicen extraer malos aires (3).

Aunque el origen del chupador data de la época prehispánica, resulta interesante hacer notar que todavía conserva la esencia de su función terapéutica y la permanencia de sus recursos y procedimientos. López Austin lo refiere como el techichinani, "el que chupa" (9). Quezada establece tentativamente dos grupos, con base en documentos del Archivo General de la Nación (ramo Inquisición).

Uno formado por los indígenas y un castizo... que extirpaban el mal en el vientre, en el ombligo o en el estómago, bajo la forma de animales u objetos y sobre los cuales de la Serna consigna que... también lo hacían sobre el pecho. El otro grupo quedaría integrado por el negro Juan Luis, quien chupó la cabeza del enfermo y después lo hizo sobre los pies, mientras realizaba esta curación hablaba en lengua guinea; y la mulata llamada Dominga de Meza quien para desligar a un hombre le chupó la cabeza y le extrajo unas hebras blancas con unas hojas de tabaco diciendo eran gusanos de maleficio, administrándole además dos o tres bebidas para conseguir la salud (10:90-91).

Índice de Autores

(1) Ichon, A., 1973.

(2) Reyes Gómez, L, 1978.

(3) Reyes Antonio, A., 1982.

(4) Castro Guevara, C. A., 1986.

(5) Butler, I. M., 1982.

(6) Álvarez Heydenreich, L., 1987.

(7) Cortés P., J., 1986.

(8) Weitlaner, R., 1962.

(9) López Austin, A., 1967.

(10) Quezada Ramírez, N., 1989a.

SM