Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Lombrices

Sinónimo(s): animales en las tripas, bichos, gusanos (1) (Edo Mex) (2) (Oax) (3) (Ver) (4). Lengua indígena: Huichol arecurry (5). Pame (SLP) gotsjédel (6). Purépecha, t’sirákua atáku p’aminehakua (7). Totonacos (Ver) taluwa, gusanos intestinales (4). Tzotzil lu kum (8).

Se designa así a la parasitosis intestinal causada por diversos helmintos. Se piensa que las lombrices se originan frecuentemente por la ingestión de diversos alimentos agrios o descompuestos (2), carne de res, puerco o verduras en exceso (9) y, según el alimento que se le antoje comer al enfermo, se dice que hay lombrices de leche, de frijol, de pan y de agua (1). Se reconocen también como causas del mal la falta de higiene (7) (10 y 11) y la ingestión de tierra (7) (9 a 11). Menos comunes son las alusiones a la brujería, el castigo de Dios y el daño de un nagual (8) (12).

Casi siempre los síntomas comprometen al aparato digestivo; se sufre dolor e inflamación de vientre, vómito, diarrea y, con mayor frecuencia, falta de apetito y aparición de lombrices en las heces. Tales manifestaciones son acompañadas de otras tan variadas como rechinar los dientes, dormir con los ojos entreabiertos, desear comer pan o tierra y tener comezón en la nariz. En la mayoría de los casos, la aparición de lombrices en las heces es la que permite establecer el diagnóstico. La planta más utilizada para su tratamiento es el epazote, colorado o morado (Teloxys ambrosioides), o de zorrillo (Teloxys graveolens). Se prepara como cocimiento, solo o combinado con pica pica (Mucuna pruriens) (10) (13 y 14) o yerbabuena (Mentha spp.) (7) (15 y 16) y, generalmente, se toma antes de cada alimento o se administra mediante una lavativa (17). Se sugiere no utilizar el epazote en niños pequeños, y tampoco en embarazadas, ya que puede provocar aborto (9) (14). Con menor frecuencia, se prescriben el ajo (Allium sativum) (4) (12), el aguacate (Persea americana), las semillas de calabaza (Cucurbita pepo) y el agua de coco (Cocos nucifera). Es recomendación general que al preparar los tes o cocimientos, el enfermo no esté presente, ya que si las lombrices perciben el olor, se esconden y pueden llegar a salir por nariz y boca. Durante el tratamiento se indica no ingerir carne ni picantes.

Este padecimiento afecta sobre todo a los niños, y es más frecuente en época de lluvias. Se considera peligroso, ya que el enfermo puede morir ahogado cuando las lombrices salen por nariz y boca (9) (11).

Como prevención, acostumbran hacer purgas tres veces al año, y tomar tes de epazote y agua de coco de vez en cuando.

Para la medicina académica, se trata de una parasitosis causada por diferentes helmintos como teniasis (V. solitaria), oxiuriasis (V. lombrices de hilo) y ascaridiasis (V. lombrices de leche).

Índice de Autores

(1) Padrón Puyou, F., 1956.

(2) Gómez López, J. M., 1990.

(3) Nader, L. 1969a.

(4) Santos García, A. de los et al., 1988.

(5) Vázquez Castellanos, J. L., 1987.

(6) Chemin Bäsler, H., 1984.

(7) Pérez, R. M. et al., 1983.

(8) Holland, W. R., 1978.

(9) Pérez Hernández, A. et al., 1983.

(10) Garcés Medina, A. R., 1989.

(11) Lopéz Gómez, R., s/f.

(12) Moscoso Pastrana, P., 1981.

(13) Hernández y López, J. A., 1988.

(14) DGCP, 1979a.

(15) Ruiz Salazar, C. L., 1989.

(16) Javis S., M., 1985.

(17) Alejandre, V. et al., 1988.

MZ