1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Chinantecos (Tsa ju jmi’).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Tsa ima ton kian tsa tan. Sarna

La sarna es una afección de la piel atendida por los curanderos del Consejo de Ancianos, designados popularmente como tsa ima ton kian tsa tan, expresión que ellos mismos traducen como "curandero de diferentes enfermedades". Los terapeutas chinantecos distinguen dos formas de sarna: una, llamada "sarna seca" (tst’kin, en lengua chinanteca) y otra denominada "sarna de agua", conocida también como tst’k’jmt.

Ambas formas del padecimiento son originadas "por tener la sangre sucia"; así, la sarna es una manifestación de la suciedad acumulada en la sangre. Para establecer el diagnóstico, el terapeuta observa las zonas de la piel afectadas por el mal. La intensa comezón que presenta el paciente en algunas áreas de la piel, es el único síntoma común para ambos tipos de sarna. En el caso de la forma seca, la piel se ve reseca, blanquecina y "con puntitos" que se despellejan si el paciente se rasca. Cuando la sarna es de agua, los granos tienen aspecto de ampollas con pus, y la piel se ve húmeda.

Para tratar la sarna seca se utilizan las hojas de la "hierba de sarna seca", machacadas y calentadas en el comal, y aplicadas a manera de cataplasma en las zonas en donde han aparecido los granos. Las partes afectadas se "rascan" antes, y después se vendan, para sujetar la curación; la terapia se debe hacer una vez al día, durante el tiempo que sea necesario hasta que la enfermedad desaparezca. En el tratamiento de la sarna de agua se utiliza una especie medicinal específica para esta enfermedad, la cual se emplea también en forma de cataplasma, con la diferencia de que los granos no deben rascarse antes de la aplicación.

Si el enfermo sigue fielmente las indicaciones proporcionadas por el terapeuta tradicional, la enfermedad desaparece paulatinamente sin dejar huellas. Para esto, en el curso del tratamiento el paciente no debe comer carne de puerco, chile y café, ya que estos alimentos se consideran muy pesados. También debe evitar exponerse al sol y visitar la casa de un difunto, ya que de lo contrario los granos se infectan y su curación se hace más difícil.

Al igual que las otras afecciones dermatológicas atendidas por los terapeutas chinantecos, la sarna se presenta con más frecuencia durante la época de calor.