1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Ixcatecos.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Hechizo de los cerros

El "hechizo de los cerros" es un padecimiento de la medicina tradicional ixcateca tratado por un tipo particular de terapeuta: el "curandero de sustos y aires", el cual se ocupa principalmente de las enfermedades provocadas por transgresiones a las costumbres del grupo, así como por faltas hacia las deidades que cuidan los diversos sitios del entorno. Conforme a las creencias de los ixcatecos, cada sitio físico tiene un "dueño", esto es, un ente encargado de su custodia. Así, el dueño del cerro, que es "un hombre negro", se ocupa de desalentar a los intrusos que invaden sus dominios. Si, por ejemplo, un sujeto va a un cerro y se duerme a la sombra de un árbol, queda hechizado: el dueño del lugar "encanta al espíritu y se apodera de él". Al despertarse, la persona comienza a sentirse extraña, le invade una gran tristeza y se encuentra decaído y débil; si deja pasar los días, su condición empeora, pierde el apetito y ya no se levanta.

El curandero realiza el diagnóstico mediante un interrogatorio, seguido de una limpia con huevo, en el cual percibe las características del hechizo. En el tratamiento, el terapeuta aplica una limpia diferente, hecha con un ramo de ruda y albahaca impregnado de alcohol, y organiza una ofrenda con galletas, dulces y refresco, que lleva al sitio mismo donde ocurrió el hechizo. Al llegar al paraje indicado, el terapeuta le habla al hombre negro que lo custodia, tratando de convencerlo de que libere el espíritu de su paciente a cambio de la ofrenda (V. pérdida del alma).

Los informantes declaran que este tipo de hechizo es bastante frecuente y que puede afectar a cualquier persona durante todo del año.