1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Popolocas.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Abierto de la cabeza

La causa de demanda de atención de nombre "abierto de la cabeza", es una afección frecuente de la población infantil de las comunidades popolocas, que atienden los hueseros o "cura huesos". Estos especialistas declaran recibir al mes un promedio de tres pacientes afectados por esta enfermedad.

El padecimiento es provocado por un traumatismo craneal, el cual, a su vez, es originado por cierto tipo de accidente, frecuente en las regiones rurales del país, como son las caídas y los golpes, los cuales afectan directamente la cabeza del sujeto. Inmediatamente después del incidente, el enfermo comienza a sentir un fuerte y persistente dolor en la región lastimada; enseguida presenta diarrea y vómitos.

El diagnóstico comienza con un interrogatorio al paciente para detectar las circustancias en las cuales ocurrió el accidente, seguido de la revisión del cráneo. Ciertas características del semblante del enfermo, tales como ojos sumidos y labios resecos, permiten al terapeuta determinar el tipo de afección que sufre el paciente. Los terapeutas consideran que el dolor de cabeza y los otros síntomas que lo acompañan, derivan de una "abertura" de los músculos y huesos del cráneo, ocurrida a raíz del infortunio.

En consecuencia, el tratamiento tiene la finalidad de colocar estos elementos nuevamente en su sitio acostumbrado. La terapia incluye la aplicación de un emplasto en la cabeza para ayudar a que el dolor disminuya. Esta preparación se elabora con "agua de cabeza", Mejoral en polvo y azabache negro, todos ingredientes de venta en las farmacias, los cuales se mezclan para formar una especie de pasta, que se embarra en toda la cabeza. Enseguida, el terapeuta ejecuta un procedimiento destinado a juntar las partes desplazadas, que consiste en "apretar", con ambas manos, la cabeza desde distintas direcciones. Por último, venda "con un pañuelo rojo o con un trapo de manta", aditamento que el enfermo debe portar por algún tiempo. Según los terapeutas, en el curso de los primeros días los malestares van desapareciendo paulatinamente.

El "abierto de la cabeza" es considerado por los informantes como un padecimiento que, de no ser tratado oportunamente, puede provocar la muerte al enfermo, quien pierde el apetito, enflaquece, "se pone anémico y muere". En razón de la causalidad de la enfermedad, los terapeutas sólo aconsejan cuidarse, para evitar los accidentes.