1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Popolocas.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Colgadura de vagina

La colgadura de vagina" es una causa de demanda de atención de la población femenina, tratada principalmente por los hueseros o "cura huesos" y las parteras popolocas. Es un padecimiento de calidad "fría" que se presenta casi exclusivamente durante el posparto cuando, en lugar de observar las indicaciones acostumbradas para este periodo de su vida reproductiva y evitar hacer esfuerzos físicos, la mujer "no se cuida, levanta cosas pesadas, patea al burro o carga al niño", refieren los terapeutas (V. cuarentena y caída de matriz). Muy pronto, la enferma comienza a presentar flujo vaginal continuo que le produce comezón, ardor y dolor en los genitales; aunado a lo anterior, "la mujer siente que algo se le sale por su parte". El diagnóstico se establece mediante un interrogatorio, seguido de la observación de los genitales de la paciente, para poder determinar el estado de los tejidos de esa zona. El tratamiento aplicado por los "cura huesos" tiene la finalidad de desinflamar la región afectada por la enfermedad, llevar nuevamente los tejidos caídos a su lugar de origen, y mantenerlos allí el tiempo necesario para que se fijen. Con este fin, el terapeuta pone en el interior de la vagina de la puérpera, un "emplasto de lana de borrego", preparación que se elabora de la siguiente manera: en un plato que contiene "aceite de desinflamar", aceite de beto y aceite rosado, se pone "pelo de borrego de color negro" de modo que éste se impregne con la mezcla; enseguida se calienta, y se prepara "un gusanito" de lana que se introduce en el interior de la vagina de la enferma, empujando suavemente hacia arriba. En el extremo libre del "gusanito" se hace un nudo, y se amarra aquél a una de las piernas de la mujer; el "emplasto" se deja allí hasta que se seque. A la paciente se le recomienda cuidarse, no levantar cosas cesadas y no beber agua cruda hasta que termine completamente el tratamiento, lo cual puede tardar de diez días a dos meses, dependiendo de la gravedad de la afección al momento de la consulta.

Si la enferma no recibe el tratamiento adecuado, las molestias se intensifican: tiene dificultad para caminar, y no puede desarrollar las labores del hogar. A manera de prevención, los terapeutas aconsejan guardar dieta después si parto, y no practicar trabajos demasiado pesados. La colgadura de vagina se presenta con relativa frecuencia entre la población popoloca; las mujeres adultas que han tenido muchos hijos son las más afectadas por esta dolencia.