Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana
Alacrancillo
Heliotropium curassavicum L. var. oculatum (Heller) I. M. Johnston ex Tidestrom. — Boraginaceae


La imagen fué proporcionada por:
Pedro Tenorio Lezama
CONABIO
Sinonimia botánica.

Heliotropium curassavicum L.; Heliotropium oculatum Heller; Heliotropium spathulatum Rydb. subsp. oculatum (Heller) Ewan.

Sinonimia popular.

Chile piquín, chiltepín, cola de aacrán, cola de mico, colita de alacrán, heliotropo, hoja de sapo. Baja California: turjú; Quintana Roo: chile max (maya y español); Yucatán: nema’ax.

Botánica y ecología.

Hierbas de 10 a 60cm. de alto. Los tallos son jugosos, de color verde azuloso. Sus hojas tienen la punta más ancha, o a veces son angostas y carnosas; sus dos caras son de color verde o verde azulosas. Las flores son de color blanco, están colocadas en forma de cola de alacrán. Sus frutos son muy pequeños, y divididos en 4 partes.

Planta cosmopolita tropical. Habita en clima semiseco entre los 40 y los 800msnm. Asociada a bosques tropicales caducifolio y matorral xerófilo.

Etnobotánica y antropología.

Esta planta es empleada contra problemas del aparato digestivo: diarrea (Puebla), disentería (Yucatán) e indigestión (Sonora).

Como tratamiento, se ocupan las ramas en cocimiento administrados por vía oral; de igual manera, se usan en enfermedades venéreas y para arrojar la placenta (Guerrero, Baja California Norte y Sonora). Otros usos medicinales de esta planta son: el asma, la fiebre, la anemia, la inflamación del bazo y la picadura de alacrán. Se le atribuyen propiedades antihelmínticas (V. lombrices).

Historia.

Francisco Hernández. En el siglo XVI, la clasifica como útil contra las úlceras cancerosas.

Química.

De la planta completa de H. curassavicum se han aislado los alcaloides de pirrolizidina coromandalina, su N-óxido; cirassa-necina, curassavina, su N-óxido; curasavinina, heliocoroman-dalina, heliocurassavicina, heliocurassavina, heliocurassavinina, heliotrina, su N-óxido; heliovicina, heliovinina, lasiocarpina, lindelofidina, retronecina, rivularina, su N-óxido, supinidina y traquelantamida, la lactona tetrahidro-6-eneicosil-piran-2-ona y el esterol beta-sitosterol. En el tallo también se han identificado los alcaloides pirrolizidínicos, acetatos de coromandalina, curassavina (obtenida además como la base), y heliovicina.

Farmacología.

El extracto etanólico acuoso de la planta ejerció una acción antitumorígena en ratón con leucemia tipo P3888, por vía intraperitoneal.

Comentarios.

Aún cuando no exista una correlación entre usos populares y efectos biológicos probados, la acción antitumorígena de un extracto de la planta, comprobada experimentalmente resulta de gran interés terapéutico.

Herbarios.

BCMEX, CHAPA, MEXU, UAG, UAS, XAL.

Literatura.

Botánica. Caballero L. y cols. 1987; Cortés E. 1988; Hernández J. 1988; Herrera N. 1986; López R. e Hinojosa A. 1988; Pulido T. 1993; Sentíes A. 1984.

Ecología. Cortés E. 1988; Herrera N. 1986; Sentíes A. 1984.

Etnobotánica. Caballero L. y cols. 1987; Cortés E. 1988; Hernández J. 1988; Herrera N. 1986; López R. e Hinojosa A. 1988; Sentíes A. 1984.

Historia. Hernández F. Vol. 1 1942.

Química. Bajagopalan T. R. y Batra V. 1977; Birecka H. y cols. 1980, 1983; Mohanraj S. y cols. 1978, 1982; Subramanian P. S. y cols. 1977, 198o!

Farmacología. Estévez A. y cols. 1982.