Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Embarazo falso

Sinónimo(s):: embarazo de viento (Ver) (1), embarazo de aire (Mor) (2), robo por el chango (Chis) (3 a 5).

El embarazo imaginario o pseudociesis es explicado de diversas formas por algunos grupos étnicos del país, distinguiéndose dos tendencias. Una que atribuye dicho acontecimiento a un robo del feto por alguna entidad sobrenatural; y la segunda, que concibe el embarazo imaginario como un abultamiento del vientre provocado por viento o aire. En el primer grupo se encuentran los tzotziles, quienes adjudican dicho robo a un chango macho, tot’max, o a una changa, me’max, que lo llevan al útero de otra mujer. Algunas mujeres tzotziles dicen que cuando el alma del feto no desea permanecer en el vientre de quien lo procreó, demanda a los simios ladrones que lleven a aquél a otra matriz, hasta encontrar alguna que le guste (3 a 5). Así explican el nacimiento de los sietemesinos, aludiendo que estuvieron dos meses en una matriz y se cambiaron a otra (4). Cuando el robo fue realizado por la changa, no habrá consecuencias para la mujer, ya que podrá embarazarse nuevamente; mientras que si fue hecho por el chango, le sobrevendrá una esterilidad definitiva atribuida a la frialdad de este mono (3) (5). Para evitar el robo del feto, las mujeres tzotziles al acostarse colocan los calzones del esposo sobre su vientre, pues piensan que éstos tienen el poder de ahuyentar al mono (3). Los otomíes del Valle del Mezquital, Hidalgo, comparten una idea semejante sobre el embarazo falso, sólo que el robo del feto es atribuido al monstruo Zozkafi quien se lo lleva al monte; así se explica la interrupción brusca del embarazo (6). En comunidades nahuas del Distrito Federal, creen que el embarazo falso se debe a que un arco iris macho persigue a las mujeres durante su periodo menstrual con el objeto de provocárselo. Mencionan además que para evitar lo anterior, las mujeres menstruantes deben recoger piedras en el camino, untarlas con saliva haciendo la señal de la cruz y arrojarlas contra dicho fenómeno (7).

Dentro del segundo grupo, que atribuye el embarazo imaginario a un abultamiento del vientre causado por viento o aire, se encuentran algunas comunidades de los Tuxtlas, Veracruz, que lo refieren como embarazo de viento: "este viento era causado por el hecho de que, durante las noches y sin que la mujer pudiera evitarlo... una ‘sombra diabólica’ tenía relaciones sexuales con ella" (1:92). En la localidad nahua de Hueyapan, Morelos, se considera que el embarazo falso, llamado embarazo de aire, se manifiesta como un abultamiento en el vientre de la mujer causado por aire (2).

En las explicaciones que se dan a un embarazo imaginario, sea por robo o un embarazo de aire o viento, existe la posibilidad de que éstas constituyan una justificación de lo que podría ser un aborto, evento que representa un tabú en las distintas sociedades del país.

Índice de Autores

(1) Olavarrieta Marenco, M., 1977.

(2) Álvarez Heydenreich, L, 1987

(3) Guiteras Holmes, C, 1961.

(4) Leiter Ferrari, W., 1987.

(5) García Jiménez, S., 1984. (6)Tranfo, L., 1974.

(7) Palacios de Westendarp, P., 1986.

MM