Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Muk’ ta nichim

Tzotzil, flor grande (1).

Ceremonia que realiza el h’ilol para recuperar el alma, ch’ulel, del enfermo (V. pérdida del alma).

En casa del enfermo, el terapeuta rodea su cama con trece manojos de flores, correspondientes a cada una de las partes de su ch’ulel. Designa a cuatro personas para que permanezcan durante cuatro días alrededor de la cama del doliente, después retiran las flores y las depositan en el Calvario, centro espiritual de Zinacantán. Si esto no es posible, los ramos se dejan al menos en algún lugar al este de la casa; el este representa la vida, mientras el oeste simboliza la muerte.

En las creencias zinacantecas, las flores, nichim, están asociadas a un gran número de elementos: el alma, el destino, el día, el Sol, el corazón, la sangre y el aguardiente, posh, entre otros. Metafóricamente, las flores son parte integrante de varios conceptos del yo (el alma, el ojo, la cara, y el corazón). Se emplean en todos los rituales importantes celebrados en los distintos niveles de la organización social, desde la familia hasta la comunidad en su conjunto.

Índice de Autores

(1) Laughlin, R., 1962.

YG