1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Amuzgos.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Cotsa. Empacho

El empacho es una enfermedad presente en la medicina tradicional de casi todos los grupos indígenas de México. Entre los amuzgos, el empacho afecta con frecuencia tanto a la población adulta como a la infantil; en esta última constituye, además, una causa de muerte, sobre todo en aquellos niños que no reciben en forma oportuna el tratamiento indicado, situación que, según los terapeutas, se genera "porque la madre no cree en el empacho". Este síndrome de filiación cultural es tratado principalmente por curanderos y parteras.

Según los terapeutas, los sujetos contraen la afección por tener conductas alimenticias inadecuadas: "la persona se empacha por malpaso que no come a la hora que tiene hambre, y también se empacha por comer algo y no tomar agua". El alimento consumido en estas condiciones provoca la enfermedad, la cual se caracteriza por dolor e inflamación de la barriga, vómitos y "aventazón del estómago"; el enfermo, además, presenta los labios resecos y la lengua blanca.

El terapeuta realiza el diagnóstico en un primer momento mediante un interrogatorio y la observación de la lengua y del semblante del paciente; enseguida hace una revisión del abdomen, especialmente de la región estomacal, la cual aparece inflamada. La presencia de vómitos permite al curandero confirmar la naturaleza de la afección.

El tratamiento empleado se realiza a lo largo de tres días y comprende la práctica terapéutica llamada sobada, seguida de la ingestión de un té preparado a base de plantas medicinales. El terapeuta ejecuta la primera de la siguiente manera: unta sus manos con aceite de oliva y luego, mientras el paciente se encuentra acostado boca arriba, comienza a sobar, primero la barriga, y después a lo largo del pecho; enseguida hace girar al enfermo y continúa sobando la espalda, los brazos y los pies. Finalizado el procedimiento, administra al paciente un té preparado con hojas de candó. Según los terapeutas, la finalidad del tratamiento es lograr que "al enfermo le dé diarrea, ya que a través de ésta sale el empacho"; tan pronto como esto sucede, los otros síntomas comienzan a desaparecer y el paciente recupera la salud.

En ocasiones, el tratamiento descrito no surte el efecto esperado y entonces el estado del paciente comienza a empeorar; los malestares aumentan y aparece diarrea. En estos casos se debe sustituir el candó por epazote, administrado de la misma forma.

A manera de prevención los informantes recomiendan "tener cuidado si se va a algún lugar; procurar regresar pronto para comer y no malpasarse", así como "comer a la hora que le dé hambre, no comer cualquier cosa y tomar agua después de los alimentos".