1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Huaves, Huazantecos, Juaves, Mareños o Wabis.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Almorrana

La almorrana es una causa de demanda de atención de la población huave, que atiende principalmente un tipo de terapeuta tradicional designado como hierbero-huesero-pulsador. Se trata de un padecimiento de la población adulta, que afecta tanto a los hombres como a las mujeres, sobre todo a aquellas que han tenido muchos hijos: a los primeros "porque cargan pesado", es decir, hacen grandes esfuerzos físicos en forma continua, y a las mujeres, "porque se caen sentadas, o porque hacen mucha fuerza a la hora de tener a sus hijos", señalan los terapeutas.

En un inicio, el enfermo de almorranas siente "dolor y comezón en la parte, no puede ensuciar y le duele". Más tarde la dolencia se agrava, la zona del ano se inflama y "le sale como un tomate de adentro". Todos estos síntomas son de utilidad para conocer la naturaleza del mal que aqueja al paciente, el cual es confirmado mediante un procedimiento diagnóstico común entre los médicos tradicionales huaves: "pulsear al enfermo, para saber si está trabajando bien la vena", es decir, si está pulsando correctamente la arteria; en caso de almorranas, el pulso del enfermo es disparejo, "por rato se corta la vena, ya no se siente", comentan los informantes.

El tratamiento adoptado por los especialistas consiste en lavados rectales, que se hacen con un cocimiento elaborado con la cáscara molida de un. "blanquillo" (huevo), y un manojo de hoja sen o tres pedazos de raíz de la planta de nombre "mala mujer macho"; la mezcla se hierve en un litro de agua. El enfermo se debe aplicar estos "lavatorios rectales", cada día, por más de tres días. Los terapeutas aseguran que este tratamiento es tan efectivo que la hinchazón "baja" después del primer lavado.

Los médicos tradicionales huaves consideran que la almorrana no sólo es una afección molesta, sino que también puede llegar a ser mortal si el enfermo no se cura antes de ocho meses de haber contraído la afección. Para prevenirla, los informantes recomiendan a las personas que por razones de trabajo se ven en la necesidad de cargar objetos pesados, "amarrarse la cintura" con una faja antes de emprender este tipo de tareas.