1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Tarahumaras (Raramuris).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Churechi o ratariki. Pulmonía

La pulmonía, conocida popularmente con los sinónimos de ratariki y churechi, constituye una causa de demanda de atención de la población indígena tarahumara. Los médicos tradicionales señalan que se trata de una afección muy peligrosa, la cual representa una seria causa de mortalidad en pacientes que no son tratados a tiempo. Incluso en localidades como Bocoyna, los terapeutas afirman que "la enfermedad que causa más muertes es la del pulmón". Generalmente atienden el padecimiento los curanderos y los médicos tarahumaras-parteras.

La enfermedad surge por varias causas. Así, en opinión de los terapeutas, "se enferman los que están nuevos y se mojan mucho en el trabajo, entonces se va cuajando la sangre por adentro hasta que se madura la pulmonía"; en otras palabras, la condición para contraer la afección es una situación especial de debilidad física. También puede aparecer como una complicación de un estado febril intenso: "se enferman porque les sube mucho la calentura". Los síntomas son variados. En una primera etapa de la evolución del padecimiento, el paciente "basquea (vomita pura sangre", se debilita, no tiene fuerzas y "le pega una baba muy fuerte cuarteada por sangre, y una tos que no le para hasta que se quite la sangre". El aumento repentino de la temperatura corporal es otro de los signos importantes que permiten al terapeuta diagnosticar la pulmonía; para ello, "checa al paciente tocándolo con la mano" La observación del semblante y de las características del esputo y de la tos del enfermo le permiten confirmar la naturaleza de la afección (V. tuberculosis).

Los tratamientos consisten, por lo general, en la administración de preparados medicinales a base de recursos terapéuticos de origen vegetal o animal. En el primer caso, la planta utilizada con más frecuencia es la hierba del zorrillo, preparada en forma de té, al que se añade "una cucharada de azufre en un cuarto de tequila de la marca que sea; el azufre se le pone a la bebida que no lleve mucho dulce. Se recomienda agitar el té para que se revuelva el azufre. Se toma tres veces al día hasta que se componga; se espera que se quite en ocho días".

En otro tratamiento se emplea el animal de nombre zorrillo para preparar el medicamento: "se cuece la mitad de un zorrillo en tres litros de agua, se le echa azufre, lo que agarre con tres dedos, para que se quede bien cocido y bien cuarteado; ya después se pone el agua bien colada en frascos para que no se lleve carne; de ahí el enfermo debe tomar agua hasta que se acabe".

Un último tratamiento consignado por los informantes consultados prevé la unción, en toda la boca del enfermo, de la hierba chicuato, además de chupar "unas tres hojitas de la misma planta".

Acerca de las formas de prevención, si bien algunos terapeutas indican que "la pulmonía viene por ley y no se puede evitar", otros consideran que se logra una cierta inmunidad si "se toma maguey y luego se echa también en la cabeza".

Siendo la pulmonía una importante causa de mortalidad, existe un gran temor a contraerla. Las características que adquiere la persona que fallece a causa de esta enfermedad son muy impresionantes: "echa sangre por la boca, se inflama por dentro de la cara, la cabeza, y ya muerto se le ponen morados los labios, las manos y los dedos". Puede afectar a cualquier persona, especialmente durante la temporada de lluvias, en los meses de julio y agosto.