Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana
Amole o pipe
Sapindus saponaria L. — Sapindaceae


La imagen fué proporcionada por:

Atlas de las Plantas de la Medicina Tradicional Mexicana
Sinonimia popular.

Jaboncillo. Oaxaca: bicoic, mbikoik (huave), bilei (zapoteco); Sonora: amolio; San Luis Potosí: walul te’ (tenek).

Botánica y ecología.

Árbol de unos 4m de altura. Las hojas están divididas en hojuelas, de color verde oscuro brillosas. Las flores son blancas y pequeñas. Los frutos son amarillos y contienen semillas negras.

Es originario de América boreal y austral, México, y muy probablemente de Centroamérica. Habita en climas cálido y semicálido, desde el nivel del mar hasta los 1600m. Planta silvestre que crece a orillas de los caminos en sitios con vegetación escasa, asociada a bosque tropical caducifolio, pastizal y matorral xerófilo.

Etnobotánica y antropología.

Los frutos de esta planta se emplean, en el estado de Oaxaca, para evitar la caída del cabello; las ramas se utilizan para dar baños en el temazcal. En Guerrero se le aprovecha como antiséptico y jabón, para este efecto los frutos se remojan y después se aplican localmente. En Quintana Roo, los frutos se utilizan en enfermedades reumáticas o como febrífugos; además se menciona que esta especie se ocupa en padecimientos renales.

En Sonora las hojas son utilizadas para curar llagas y heridas.

Historia.

El Códice Florentino, en el siglo XVI reporta que "se usa para la caspa y para matar sanguijuelas en el cuerpo". Francisco Hernández señala que "las hojas presentan cierto sabor acre con alguna astringencia y amargor". Agrega, "quienes vengan después de mi, podrían fácilmente investigar los usos medicinales, pues hasta ahora nada me han dicho los indígenas de este árbol".

Química.

En las hojas y en los tallos de S. saponaria se han detectado los flavonoides 4´-metoxo-flavona, luteolín y rutín y la presencia de saponinas y taninos. La semilla contiene los triterpenos alfa y beta- amirina y el esterol beta-sitosterol.

Farmacología.

La actividad antiprotozoario de esta planta está muy bien documentada, ya que al evaluar un extracto etanólico preparado con el mesocarpo, se observó actividad, frente a más de 20 especies diferentes de estos organismos. En tres de ellos; Chaetonotus spp., Dileptus anser y Diplax videns, la mortalidad fue de un 100%, a la concentración de 25ppm.

Un extracto acuoso caliente preparado a partir de tallos frescos, evaluado a varias dosis en ratones, por la vía intra-peritoneal, mostró una notable actividad promotora de tumores.

Otras actividades evaluadas que dieron resultados positivos también fueron la actividad molusquicida de los extractos etanólico, de tallos y acuoso de pulpa del fruto.

Un extracto acuoso preparado con la pulpa del fruto mostró actividad insecticida frente a las especies Aplexa marmorata y Tropicorbis kuennianus.

Otros efectos han sido evaluados, pero dieron resultados negativos o dudosos de actividad biológica, como el efecto de implantación, efecto estimulante uterino, actividad antiamébica y larvicida.

Toxicidad.

Un extracto acuoso del fruto resultó ser venenoso para cuatro especies de peces.

Algunos autores reportan esta planta como tóxica.

Comentarios.

La Sapindus saponaria, es una planta mexicana de uso muy antiguo y cuya acción antiséptica en piel se convalida con algunos estudios experimentales que confirman su efecto antiprotozoario.

Herbarios.

CCIRIO. CHAPA, FCME, MEXU, (JAS.

Literatura.

Botánica. García J. 1990; Centro Coordinador Indigenista de la Región del

Istmo 19871; López R. e Hinojosa A. 1988; Niembro A. 1986; Zizumbo D. y García P. 1982.

Ecología. García J. 1990; Index Karwensis; López R. e Hinojosa A. 1988; Zizumbo D. y Colunga P. 1982; Martínez, M. A., 1991.

Etnobotánica. Centro Coordinador Indigenista de la Región del Istmo 1987; García, J. 1990; INI- Coordinadora Estatal Guerrero, 1988; López R. e Hinojosa A. 1988; Niembro, A. 1986; Zizumbo, D. y García, P. 1982.

Historia. Estrada E. 1989 (Códice Florentino. 1548-1582); Hernández F. 1959 (1571-1576); Index Kewensis.

Química. Abdel S. M. 1985.

Farmacología. Barros G. y cols 1971; Caldwell M. y Brewer W. 1983; Cowper S. 1948; Keiser I. y cols. 1975; Matsui A. y cols. 1971; Torrealba J. y cols. 1953.

Toxicidad. Aguilar A. y Zolla C. 1982; McCulloughF.y cols. 1980; Msangi A. y Zeller C. 1965.