Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana
Frialdad en la matriz

Es la causa reconocida más comúnmente para explicar la esterilidad. Se basa en la creencia de que para poder concebir, la matriz, al igual que los demás órganos reproductores, incluyendo los del hombre, deben estar calientes durante el coito. Así, en comunidades de Sonora y Coahuila, la frialdad de la matriz puede ser adquirida por la falta de cuidados durante el parto (1 y 2), o por no seguir con la costumbre de quemar o enterrar la placenta bajo las cenizas del fogón, en el entendido de que de esta forma se proporciona calor al vientre materno (1). Para la comunidad nahua de Santa Ana Tlacotenco, Distrito Federal, la esterilidad temporal se debe a la entrada de aire frío en la matriz durante un aborto o un parto (3). En diversas poblaciones otomíes del Estado de México, la esterilidad también se asocia a un enfriamiento causado por la entrada de frío y aire en la matriz, cintura o vientre (4 y 5). En Morelos, la esterilidad permanente se adjudica a un enfriamiento del vientre (6) o matriz, mientras que la esterilidad temporal se asocia a una frialdad en los ovarios (7 y 8). En la comunidad nahua poblana de Santiago Yancuictlalpan, se refieren a un enfriamiento del vientre durante la menstruación, causado por bañarse con agua fría o ingerir alimentos de esta calidad, que se manifiesta por inflamación, dolor de vientre y expulsión de coágulos de sangre. De igual forma, los totonacos de Zapotitlán de Méndez lo atribuyen a un enfriamiento de los órganos reproductores, ovarios o matriz, por los mismos motivos anteriores (9). En Las Canoas, Michoacán, el enfriamiento de la matriz se atribuye al quehacer y a comer cosas frías después del parto (10) (V. cachán). Hacia el sur, en la región de los Tuxtlas, el enfriamiento de la matriz se atribuye a la entrada de aire por bañarse durante la menstruación (11). En Chiapas, los tzotziles de San Pablo Chalchihuitán, mencionan que es el pene del marido el que puede estar frío durante el coito (12), o que la mujer tiene la sangre fría por la acción del diablo, ve’el ichjo (13). Los tzeltales explican que este estado anormal de frialdad es causado por brujería o por un castigo de Dios (14). Para los tojolabales, el curandero determina el grado de esterilidad así como su etiología y tratamiento; las causas relacionadas con el grado de frialdad son che’e, "frío" y niwan che’e, "gran frío"(15).

En la península de Yucatán, las mujeres se cuidan de no exponerse a los vientos de la tarde y a la lluvia, para evitar un posible enfriamiento que pueda ocasionar la esterilidad (16).

Los tratamientos están dirigidos fundamentalmente a extraer el frío o contrarrestar sus efectos proporcionando calor por medio de fricciones, frotaciones, masajes, aplicación de cataplasmas, parches, emplastos y ventosas, administración de infusiones, así como duchas vaginales y baños de vapor entre los que destacan el temazcal, el torito y los baños de asiento. Un ejemplo ilustrativo en el que se integran algunos de los recursos dirigidos a contrarrestar tales efectos con la finalidad de permitir la procreación, se reporta para la comunidad tzeltal de Yochib, Chiapas:

... preparamos una especie de asiento hecho de palos; debajo pusimos cuatro piedras grandes enrojecidas al fuego. Entonces Catarina se sentó en el asiento con la ropa arremangada, cubriéndole el resto del cuerpo con cobijas y petates; de este modo... quedó como debajo de una casita, bien protegida del exterior. Cuando todo estuvo listo, echamos agua sobre las piedras y empezó a salir mucho vapor caliente. Mientras Catarina recibía este ‘baño de vapor’, le di para tomar una infusión muy caliente compuesta de pimienta, clavo y raíces de dos hierbas... Inmediatamente después de este baño de asiento... se metió al temazcal donde se dio otro baño de todo el cuerpo y tomó otra jícara de la citada infusión. Al salir de este baño se arropó bien y se metió en la cama, donde permaneció como día y medio. El remedio resultó efectivo, pues poco tiempo después Catarina quedó encinta... (14:305).

Índice de Autores

(1) Ochoa Robles, H., 1967.

(2) Kelly, I., 1965.

(3) Palacios de Westendarp, P. 1986.

(4) Ryesky, D., 1976b.

(5) Ryesky, D., 1976a.

(6) Lewis, O., 1968.

(7) Mellado Campos, V. et al.1989.

(8) Baytelman, B., 1986.

(9) Cuerno Clavel, L. et al.1989.

(10) Sasson Lombardo, Y., 1979.

(11) Guiteras Holmes, C., 1965.

(13) López Gómez, R., s/f.

(14) Villa Rojas, A., 1990.

(15) Ruz, M. H., 1981.

(16) Rivera, O. M., 1976

MM y SM