Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Seri (Konkaak).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Hiyás itosh kmuipsa’a. Úlcera

En la medicina tradicional seri, recibe el nombre de úlcera (hiyás itosh kmuipsa´a, en lengua) una enfermedad de la población adulta, que afecta principalmente al aparato digestivo, y que los terapeutas localizan en el estómago. En el interior de este órgano se forma una "llaga", que es como una "bola dura" ubicada justo debajo del esternón; "esta bola brinca pero no duele", "es la tripa que se sube para arriba", explican los informantes; "tripa" es el nombre empleado popularmente para designar al estómago (V. tripa ida y latido).

La principal causa que da origen a la úlcera reside en un desorden en el horario acostumbrado para la ingestión de alimentos, ya que "pasarse seguido de comer a la hora" produce finalmente la enfermedad.

El paciente con úlcera "no puede comer, vomita, se le entumen los brazos y las piernas; las venas de la nuca y el cuello se le tapan; siente como aire; no puede orinar bien; se ataranta mucho", es decir, sufre vértigos; "su excremento es durito, con moco, y la tripa se le seca".

Después de interrogar al paciente, el terapeuta procede a revisarle cuidadosamente la región del estómago-"tienta la bola" en el área de ese órgano, determina que se trata de una úlcera.

Los terapeutas seris tratan el padecimiento mediante el cocimiento de la planta llamada kokashne; "se echa a cocer un puñito de hojas en dos o tres litros de agua, por tres minutos, y se toma como agua de uso hasta que el enfermo sane". La finalidad del tratamiento es eliminar la úlcera, "la bola", ya que si esto se logra, desaparecen los otros síntomas que la caracterizan (V. torote prieto). Los informantes advierten que la terapia "tarda un mes en surtir efecto". Durante su curso recomiendan evitar el consumo de grasas, sal, café, soda, chile y huevos crudos. El paciente puede comer carne y huevos cocidos en poca cantidad; pero frutas, vegetales y pescado a voluntad. Además de observar la dieta alimenticia, y como parte del tratamiento, aconsejan "sobar la bola hacia adentro", durante tres días seguidos, "temprano, en ayunas; luego se descansa, y a la siguiente semana se dan otras tres sobadas en la misma forma".

La úlcera es una afección que puede llegar a ser mortal si el enfermo no es atendido. Se puede prevenir si la persona come a sus horas establecidas, "no traspasándose de comer".