1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Totonacos.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Tzitzi zaka. Cáncer

En la medicina tradicional totonaca, el "cáncer", o tzit zaka, como es designado popularmente, es una afección atendida principalmente por parteras y curanderas Los terapeutas consultados atribuyen el padecimiento a viejas infecciones de la piel que no fueron atendidas oportuna mente y que, en consecuencia, se han vuelto crónicas y de difícil curación (V. llaga).

El cáncer se diagnostica con cierta facilidad; además del interrogatorio al enfermo, destinado a conocer el origen del daño y el tiempo transcurrido, la observación permite constatar una zona de color oscuro, casi negro, "porque se va pudriendo más a medida que pasa el tiempo".

Los tratamientos consisten en terapias aplicadas localmente, que incluyen lavados del área afectada y la colocación de preparados de hierbas medicinales. Una de las curaciones consignadas se describe a continuación: se prepara un cocimiento con hojas de gordolobo —tres recias y una tierna—, hojas de hierba del cáncer —"con borreguillos"— un rollo de tochomitillo, 15 cogollos de tres hojas cada uno de durazno, 10 cogollos de guayabo y un rollo de hierba del grillo. Una vez que las plantas han hervido el tiempo suficiente, se le pide al enfermo que se acueste o se siente, para que pueda soportar la curación. Mientras el curandero lava la herida, se prepara un "tamal" con hojas de gordolobo liso empapadas con refino, se: mete al rescoldo del fogón, y ya que está caliente se aplica rápidamente en la región afectada. Esta terapia se debe repetir las veces que sea necesario, hasta que la enfermedad comience a ceder (V. chapis).

Para que el tratamiento surta efecto, el terapeuta recomienda al enfermo que cuide la herida de los piquetes de mosco y que evite comer carne de puerco y salsas, alimentos considerados muy "inconosos", y que pueden hacer retoñar la enfermedad.

El cáncer es un padecimiento grave que con frecuencia tiende a complicarse con fiebre y dolor de cabeza, llegando al extremo de no tener curación, situación que conduce a la muerte del enfermo. Para prevenirlo, los terapeutas recomiendan atender a tiempo cualquier herida o infección que se presente.

Aunque el cáncer es una causa de demanda de atención de escasa frecuencia, los terapeutas lo consideran una afección grave por el alto riesgo que conlleva su presencia.