1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Totonacos.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Taltarnet. Estiramiento de cuerdas

Taltarnet es el nombre en lengua con el que se conoce al "estiramiento de cuerdas". Se trata de una afección de los músculos y tendones, designados con el término de cuerdas en la medicina tradicional; al igual que en otros grupos indígenas, el especialista que atiende este tipo de afecciones es el huesero.

El estiramiento de cuerdas es un tipo de lesión causada principalmente por realizar un gran esfuerzo físico, ya que la tensión muscular excesiva provoca que las "cuerdas" se estiren. En la vida cotidiana de los pobladores totonacos, muchas de las actividades diarias que desarrollan hacen inevitable incurrir en este tipo de situaciones: cargar cosas pesadas y hacer trabajos fatigosos, por ejemplo. Esto explica la gran frecuencia de la dolencia.

La persona que padece esta afección sufre un intenso dolor de cabeza, al punto que "ve estrellitas" y sus ojos adquieren una coloración amarillenta; los músculos que han sufrido el estiramiento se inflaman y duelen, y la piel que los cubre se torna amoratada. La observación es el método más frecuente para reconocer el tipo de lesión que padece el enfermo.

Los hueseros totonacos curan el estiramiento de cuerdas mediante dos procedimientos: en el primero, durante largo rato soban los músculos inflamados con las yemas de los dedos untadas con aceite y "vaporub", con la finalidad de calentar la región dolorida (V. masaje). En el segundo, aplican ventosas; para ello, colocan una moneda en la zona afectada, y sobre ésta un trocito de vela encendida que se cubre con un vaso; enseguida, la ventosa así preparada se recorre por toda la parte afectada hasta que la vela se apaga. Después se quita el vaso metiendo un dedo por debajo del borde.

El estiramiento de cuerdas es una lesión muscular grave que requiere de la atención inmediata de un huesero, pues de lo contrario la persona no puede trabajar debido al intenso dolor.

Este padecimiento afecta tanto a las personas adultas como a los niños de las comunidades totonacas, en virtud de la intensa actividad laboral que desempeñan en el campo.