1100
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Nahuas.
[ ]  [ ]  [
Las demandas de atención
]  [ ]
Las demandas de atención

Los médicos nahuas entrevistados mencionaron un total de 187 causas de demanda de atención, que a continuación exponemos, según la frecuencia de mención:

  1. Las afecciones y lesiones del sistema musculoesquelético: desvío o quebradura de huesos, cabeza abierta, torceduras —de pies, muñecas, tobillos o codos—, golpes, zafaduras de huesos (luxación o "chispados"), dolor de cintura-estómago, dolor de huesos, reuma, calambres, quebrantados, dolor de espalda, dolor de pies, cuerpo dormido, fractura-zafado, golpe de cabeza, golpe de columna, clavícula golpeada, cola quebrada, moretes, chichones hinchados, encuerdadura o "estiramiento de cuerdas", descompostura de huesos, falseadura-de manos, pies, costilla, espalda y brazos—, descompostura de rodillas, recalcada, fractura de clavícula, fractura de brazo, fractura de dedos, fractura de fémur, fractura de pies, venteados o "envaramiento", quebrantada, desconchinflados, torcedura de nervios y colita quebrada. Además, relacionados con estos traumatismos, se reportaron los procedimientos de sobar o componer aflojadura, y acomodar cadera. El conjunto de estos motivos de consulta representa el 23% de todas las causas de demanda de atención reportadas.

  2. Los síndromes de filiación cultural y las técnicas diagnósticas y terapéuticas para prevenirlos o aliviarlos: espanto o susto, mal de ojo, "ojeada", levanta vigilia de muerto, "sacar la suerte", "levantar la sombra", "que se hunde la mollera", "buscar suerte", salaciones, parálisis de la pierna por mal viento, latido, mal aire o "aire", levanta sombra-espanto, limpia del mal aire, limpia de casas, maldad, asombro de muerto, "quedado en la tierra", alferecía, "persigue la sombra de un muerto", muina, tiricia, cuajo, caída de cuajo o "volteadura", empacho, varillas o "desvarillados" (V. caída de mollera), llanto de niño, chincual, brujería y latido bilioso. Conforman el 17% de los motivos de consulta registrados.

  3. Las enfermedades de tipo inespecífico, cardiaco, infecciones e intoxicaciones: tumores, fiebres, dolor de cuerpo, "se les baja el agua", calentura, dolor de cabeza, postema, algodónenlo o "mal de boca", comezón en el cuerpo, dolor de cerebro, descompuesto de la cabeza, ataques, recaimiento o agotamiento, recaídas de cuerpo, borrachera, locura, cubierto de la cara, caída de pelo, piquete de insectos, embolio, "revienta sangre del ombligo", abierto de cabeza, abierto de cuerpo, hinchados, infecciones, "almorragias", dolor de dientes, mareos, desnutrición, dolor de muelas y mal del corazón. Dichos malestares constituyen el 17% de los casos a los cuales deben enfrentarse los médicos nahuas.

  4. La atención al embarazo, parto y puerperio, así como de las enfermedades del aparato reproductor femenino: parto normal, parto duro, parto retardado, hemorragias de mujer o "sangrado", dolor-dificultad en el parto, aborto, acomodo de ovarios, ovarios caídos, caída de matriz, arreglo de matriz, "cuando no puede tener familia", acomodar niño, encajamiento de matriz, caída de cuello de matriz, apurar el parto, desalojar coágulos, inflamación vaginal o de labios, menstruación dolorosa, "cordón del ombligo enredado en la cabeza", niño sentado (posición incorrecta del producto antes del parto), dolor de vientre, "corta ombligo" y desviación del producto. Representan el 12% de los casos en que intervienen los terapeutas tradicionales.

  5. Los procedimientos de tipo diagnóstico y terapéutico también fueron indicados como motivos de consulta (9%); entre los más frecuentes, se encuentran: sobada de garganta, "detección del problema", levantada de espanto, manteada, limpias (ayudas con Dios), levantada de campanilla, sobar, sobar durante el embarazo o "sobada de embarazada", tocar para saber cómo viene el niño, vigilar la caída del ombligo, limpia de vagina, "ver a las mujeres embarazadas", paladeada, "la vamos a sobar", "el que llama el Sol", sobadas de mal de matriz.

  6. Las afecciones gastrointestinales: diarrea, diarrea roja, soltura, disentería, vómito, dolor de estómago, dolor de lombrices, dolor de cólico, derrame de bilis, mal de bilis, asco, cólico de niño, diarrea con vómito, descompostura de estómago, esparramado de la panza y parasitosis. Corresponden al 7% de las causas de demanda de atención.

  7. Las enfermedades respiratorias: garrotillo, bronquitis, catarro constipado, pulmonía, tos, oguío, gripa, frialdad, tos ferina, tos seca o de "hacha" y anginas inflamadas. Dichos padecimientos constituyen el 6% de la muestra.

  8. Las afecciones de ojos: basuras, ajuates, "tiene astillas de árbol", vidrios, arenas, zancudos, insectos, nube (ceguera), irritación de los ojos y mal de ojos (conjuntivos). Estas dolencias sólo representan el 5% de casos que atienden los terapeutas nahuas.

  9. El conjunto de enfermedades de la piel, accidentes y trastornos del sistema renal-urinario sólo componen el 4% de los motivos de consulta: disípela, granos, manchas en la piel, sarna, quemaduras, caídas, piquete de víbora y riñón hinchado, mal de piedra y mal de orín.

Se encontró 101 diferentes causas de mortalidad; entre éstas, los síndromes de filiación cultural, que a continuación exponemos, conforman el 17%: susto o espanto, mal de ojo u "ojo", caída de mollera, empacho, mal aire, "quedada", cuajo o caída de cuajo, latido, brujería, envidias, engaños, "mal hecho en la casa", "novenario de rezos", alferecía, "persigue la sombra de un muerto", maldad y desvarillados. Las afecciones inherentes al sistema musculoesquelético fueron indicadas como el segundo grupo más importante de la morbilidad nahua (14%): "fracturas de algún hueso que ya no se puede acomodar", "cuando ya no se puede acomodar", cuando caen de cabeza, calambres, tétano, quebraduras en la cabeza, por caídas o golpes, quebradura de hueso, quebrantado, golpe de columna, "ahogado de golpe de costilla", golpe de cuello, "costilla encajada en el corazón" y "quebradura de todo el cuerpo". Las enfermedades gastrointestinales conforman el 13% de aquellas que pueden terminar con la vida del enfermo; entre las más frecuentes, se encuentran: diarrea, disentería, soltura, diarreas con vómitos, dolor de estómago, inflamación del estómago, asco, cólera, vómito, tumores en el aparato digestivo, "descompostura de estómago", esparramado de la panza y "gastrointestinales" (infecciones, parásitos, etcétera). Once de cada 100 fallecimientos son por complicaciones ginecoobstétricas: aborto, parto, hemorragias de la mujer o "sangrado por su parte" (cayami), "hemorragia por jalar la criatura", "asfixia por mala posición" (netzimiya; mala posición del niño que le provoca la muerte por asfixia), "nace muerto el niño", parto mal atendido, "por dejar la placenta" (hipilcha ipabesonpohomuga ohuistque son eye inconetl ejticj), recaída de la parturienta, caída de matriz, "el no aliviarse: el niño queda adentro" y "recién nacidos". Las afecciones del sistema respiratorio que pueden llevar a la muerte corresponden al 7% de todas las causas de mortalidad; las más nombradas son: enfermedades respiratorias agudas, bronquitis, tuberculosis, tos ferina, garrotillo y oguío. El 33% de todos los episodios potencialmente fatales está conformado por un grupo de afecciones de tipo inespecífico, accidentes y deficiencias metabólicas y nutricionales, a saber: fiebre, desnutrición bazo (paludismo), picado de alacrán, picado de víbora, sangría, sarampión, calentura fuerte, escalofrío (muculatic kulul), inflamación en los pies, hinchazón (tlatetencayotl), paro cardiaco, embolia, dolor de costado, dolor de corazón, por vejez (huehuemiqui), paludismo, hinchazón del cuerpo, anemia, hinchazón por aguardiente, sangrado heridas no curadas, decaimiento, mal de boca o algodoncillo, enfermedad mental, intoxicados (iuinticamiki tlaloxpa panpa kiilla iia patli), debilidad, caída de cabello, desmayo, cambia (tapati-listi), "almorragia", infecciones accidente de carro, borrachera y aplastado. Por último, un porcentaje pequeño (6%) corresponde a causas de muerte inherentes al sistema renal-urinario y circulatorio, además de las ocasionadas por la miseria: "del sistema circulatorio", mal de orín, dolor de riñón, madres golpeadas, "debido a la pobreza" y por "no curarse a tiempo" A continuación, se describen algunas de las causas de demanda de atención más importantes de la medicina tradicional nahua.