1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Chochos, Chochones o Chocholtecas.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Falseadura

Con el término de "falseadura" se conoce, en la medicina tradicional chocholteca, un padecimiento músculo-esquelético que se origina por hacer, en forma brusca, un gran esfuerzo físico, por "resbalarse donde está feo", es decir, en un lugar accidentado, o por recibir algún golpe (V. torcedura). Cualquiera de estas circunstancias puede originar el estiramiento excesivo de algunos músculos, o la abertura de los tendones, como estiman los terapeutas, lo que da lugar a la aparición de intensos dolores de cintura y decaimiento en el sujeto afectado. Si es una mujer la que padece falseadura, a los síntomas anteriores hay que agregar inflamación y dolor de ovarios, así como flujos que producen "ardor". Los terapeutas determinan la naturaleza del malestar después de someter al enfermo a una revisión durante la cual constatan la presencia de la inflamación y de los dolores.

El tratamiento empleado para curar las falseaduras tiene el propósito de "apretar los tentones" (músculos), cuya abertura está provocando la dolencia. Con este fin, los terapeutas del grupo recurren al procedimiento llamado "baño de vapor de piedra", una práctica curativa que se realiza de la manera siguiente: en un recipiente se pone a calentar agua junto con árnica, escobilla, limpiaplata y fenogreco; a continuación se le ponen algunas piedras muy calientes, al rojo, de modo que despida vapor, y el enfermo es colocado de tal manera que reciba estos vapores en todo el tronco, sobre todo en la cintura. Después, el curandero "agarra el quimil para apretar los tentones", es decir, le coloca un rebozo alrededor del cuerpo a la altura de los hombros y luego va apretando, con firmeza, a medida que lo desplaza hacia abajo. De esta manera "cierra" los músculos, los junta, los aprieta. Cuando la falseadura ha sido grave, situación que se detecta por la intensidad de los dolores que el enfermo padece, después de este último procedimiento el especialista procede a ponerle algunas cataplasmas de árnica y le administra un té de fenogreco; estas curaciones se hacen diariamente durante dos días, al término de los cuales "lo bilma con un parche" en las áreas doloridas. Al cabo de dos o tres días, el terapeuta visita al paciente para conocer su estado, si bien éste debe guardar reposo durante un periodo de l5 días.

Los terapeutas chocholtecas refieren que las falseaduras son una causa de muerte entre los enfermos que no reciben el tratamiento apropiado. También señalan que pueden afectar a cualquier persona durante todo el año.