1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Lacandones (Hach Winik).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Tu chien kan. Mordedura de serpiente

La mordedura de serpiente o tu chien kan, constituye uno de los problemas de salud más comunes entre los habitantes de la selva lacandona, por ser ésta un medio ecológico propicio para la proliferación de dichos reptiles. Por otra parte, el tipo de actividades que los miembros del grupo desarrollan cotidianamente, obliga a su permanencia en contacto directo con ese medio durante largos periodos de tiempo, lo cual implica un riesgo constante de sufrir uno de estos peligrosos accidentes. La nauyaca es una de las especies más frecuentes y venenosas de la región; su mordedura paraliza en menos de una hora el sistema nervioso del sujeto afectado, y si la víctima no es atendida de manera inmediata, muere a las pocas horas (V. (mordedura de víbora).

En el pensamiento lacandón, las causas que propician este tipo de accidente resultan sumamente complejas, por cuanto la serpiente está asociada simbólicamente a muchos elementos que pueden determinar hechos concretos. Las causas posibles pueden ser varias, y muchas de ellas se pueden preveer. Así, si una persona escucha el canto de un pájaro llamado kuh (dios), puede estar segura de la proximidad de algún suceso de características funestas; el kuh es un ave nocturna, que durante los meses de abril y mayo acostumbra pasar volando por la selva, velozmente, mientras emite silbidos a intervalos regulares. La gravedad de los hechos que presagia se incrementa a medida que aumenta el número de silbidos. Un informante de la comunidad de Mexabok relata una experiencia personal que ilustra lo dicho. En una ocasión escuchó al pájaro cantar y no le prestó atención alguna; por la noche decidió incursionar en la selva para lograr alguna cacería. Ya estando allí, de pronto advirtió que cada vez que pretendía encaminarse en una dirección, en ese lugar lo esperaba una nauyaca, por lo que debió permanecer en el mismo sitio, sin moverse, hasta la llegada del día.

Las serpientes también se relacionan simbólicamente con las jeringas y con el tabaco; por tal razón, si un lacandón sueña con cualquiera de estos elementos, de inmediato concluye que se trata de un aviso de un posible encuentro con este peligroso animal.

El tratamiento tradicional utilizado por los lacandones para contrarrestar los efectos de la mordedura de serpiente, hace uso de la raíz de un bejuco llamado opaa ’k, especie de sabor sumamente amargo. La forma de empleo depende del lugar en donde ha ocurrido el accidente; así, si la persona ha sido atacada en plena selva, de inmediato debe buscar la planta y proceder a masticar alguna de sus partes. En cambio, si el percance ha ocurrido cerca o dentro del asentamiento, entonces con la mayor celeridad posible se prepara un té y se le administra. Una vez fuera de peligro, el enfermo debe continuar tomando el preparado, dos veces al día, por algunos días.