1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Lacandones (Hach Winik).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Ha in ta. Diarrea

La afección designada popularmente con el nombre de ha in ta (diarrea), es uno de los padecimientos más frecuentes de los habitantes de las áreas lacandonas, quienes refieren que una de las causas más comunes de la enfermedad es el consumo de camote podrido, cuyos gusanos son los causantes directos de la afección. El origen de la dolencia muchas veces también guarda relación con la infracción a ciertas normas de conducta con respecto al medio ecológico, pautas que todo integrante del grupo debe observar; así, por ejemplo, la diarrea se produce como un castigo divino por haber dado muerte a una lagartija, animal de nombre ooshir.

Los tratamientos comprenden la recitación del siguiente conjuro:

Estaba rezando en un árbol de guanacaxtle
pero lo cortaron
y no había otro más para rezar.

Lo estaba cortando de espalda y me caí.
Cuando oré en el tronco de guanacaztle
tenía dolor de estómago y ya me alivié.

El paciente debe pronunciar la oración repetidas veces, durante todo el tiempo que la diarrea tarda en desaparecer. Al mismo tiempo, debe iniciar la ingestión de un preparado medicinal a base de plantas curativas, generalmente empleadas solas, de las cuales los lacandones son profundos conocedores. Usualmente, el medicamento se elabora hirviendo la planta indicada durante algún tiempo; la dosis aconsejada es de una taza cuatro veces al día. Las especies de uso más frecuente son: la semilla seca del zapote mamey, que ellos llaman haas; la semilla de una planta de nombre tzacatz; el zacate limón, turix ak, o simplemente ak; la corteza del cedro o kuh che’ ("árbol de dios"); la semilla de la caoba, y finalmente la semilla o las hojas de aguacate. Ciertos vegetales se preparan de manera distinta, como es el caso del u cuchi, cuyas hojas crudas se muelen y se baten en agua; el paciente debe tomar el líquido según las mismas indicaciones dadas para las especies anteriores; lo mismo ocurre con la semilla del plátano o u chi patam, que el enfermo debe comer cruda.