1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Yaquis (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Jiapsi wantia. Dolor de corazón

El dolor de corazón no sólo es una de las causas de demanda de atención de la medicina tradicional del pueblo yaqui, sino que, además, constituye una causa de muerte entre sus habitantes. Los terapeutas tradicionales la conocen como jiapsi wantia, aunque las designaciones propuestas por Lionnet son jía-ps-i waán-te o jía-ps-i wantí-ri-a, donde la palabra jía-ps-i —que entre los yaquis designa a la vida, al alma y al espíritu— es traducida como corazón, y waán-te o wantí-rí-a, como dolor.

El dolor de corazón puede ser originado por dos tipos de causas: el primer tipo está relacionado con cuestiones de orden emotivo, como "preocupaciones y tensiones o corajes producidos por problemas"; el segundo, con una alimentación deficiente, "o por no comer durante varios días". Ambos tipos de causas generalmente están vinculados, ya que los trastornos emocionales producen con frecuencia la pérdida del apetito.

Los síntomas que presenta el paciente son "dolor de cabeza y dolor e hinchazón en la parte del cuerpo donde se encuentra el corazón", esto es, el lado izquierdo del pecho y el brazo correspondiente. El terapeuta establece el diagnóstico por medio de un interrogatorio y la observación del comportamiento del enfermo, que se muestra; "desganado, desesperado y agitado" (V. corazón).

Todos los tratamientos consignados por los terapeutas yaquis destinados a curar el dolor de corazón recomiendan la ingestión de un preparado de plantas medicinales del género de los cítricos, de los que se emplean ya sea las hoja; o los frutos. Así, en uno de los tratamientos, se aconseja preparar un té de hojas de limón, de naranja, de lima y de toronja; en otro, el té se hace con los frutos de estos mismos árboles. La ingestión se debe realizar tres veces a día; según opinión de los informantes, estos tés ayudan a "normalizar la circulación (los latidos) del corazón, y a calmar y a quitar el dolor" que sufre el paciente. Una vez disminuidos los malestares, se recomienda que, como una forma de evitar una recaída, por algún tiempo "continúen con los tés, ya sea de hojas o de frutos, de los árboles del limón, naranja, lima y toronja".

Los terapeutas consultados consideran que si se siguen algunas recomendaciones generales, tales como "no realizar trabajos pesados, alimentarse bien, reposar y evitar los enojos causados por problemas cotidianos", es posible prevenir el surgimiento de este padecimiento.

El jía-ps-i waán-te o dolor de corazón afecta principalmente a los hombres adultos de "más de 50 años de edad". Según la información consignada, la población con más alto riesgo de contraer el padecimiento son los hombres que trabajan en el campo, ya que esta enfermedad se relaciona con el "cansancio del cuerpo" propio de las personas adultas. Puede también presentarse en mujeres.

Los curanderos reciben hasta ocho pacientes al mes afectados de dolor de corazón; señalan, además, que han llegado a morir entre "dos o tres personas al año" por esta causa.