1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Yaquis (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Kutáana moeson o muré’eso-m. Anginas

Es un padecimiento que constituye una de las causas de demanda de atención más importantes de la población yaqui. Además del nombre en español anginas, se le designa popularmente con la expresión kutáana moeson, donde kutanaa significa pescuezo o cuello, y maeson, anginas, si bien el término literario en lengua yaqui es muré’eso-m (Lionnet, 1977).

Se trata de una enfermedad atendida de preferencia por curanderos. Según palabras de los terapeutas, las anginas se producen "debido a los cambios bruscos de temperatura" que sufre el sujeto, o "porque el enfermo ha tomado cosas heladas", entendiéndose por esto la ingestión de cualquier alimento o bebida fríos (V. frío-calor).

El síntoma más importante que la caracteriza es el dolor que se presenta en la región de la garganta debido a la inflamación de las anginas; aparece, además, dolor acentuado en las "coyonturas de brazos y piernas", aunado a dolor y calentura en todo el cuerpo.

Los terapeutas diagnostican el padecimiento mediante un interrogatorio, en el que el paciente dice "cómo se siente y dónde le duele". La naturaleza de la enfermedad se corrobora después de "palpar" las zonas doloridas del cuerpo del enfermo. La palpación permite también establecer la existencia de calentura.

El tratamiento recomendado por la mayor parte de los terapeutas yaquis consiste en gárgaras, que deben ir acompañadas de la aplicación de un emplasto en la región de la garganta. El emplasto ("en plasta", según los informantes), se prepara con "fruto de chilicote, unos 30 gramos de semillas de santapusi pawis, hojas de mezquite, sal tostada y un pedazo de cuerno de venado"; se machacan todos estos ingredientes y se colocan en la región dolorida. La terapia se hace una vez al día durante tres días. Una cucharada de esta misma preparación "se disuelve en una taza con agua caliente y se hacen, gárgaras hasta que se desinflamen las anginas" (V. manzanilla de coyote, vinorama). Durante el tratamiento se recomienda no "tomar helados" y no bañarse.

Las anginas son una enfermedad que es posible evitar, o bien bloquear su avance si se advierten los primeros síntomas que la caracterizan. En el primer caso, se aconseja "tomar una cucharada de miel de abeja con limón tres veces al día"; si el individuo ya ha sufrido la enfermedad con anterioridad, se le recomienda evitar tomar "helados" (en la región yaqui, los "helados" son bolsitas que contienen jugo de frutas, o agua con saborizantes artificiales, conocidos en otros lugares de la república como "raspados" o "bolos"). En el segundo, se recomienda "untar en la parte de afuera de la garganta" una pomada que se hace con los mismos elementos que se utilizan para el tratamiento, molidos y mezclados con alguna grasa.

Los médicos tradicionales yaquis consideran a las anginas como una enfermedad que requiere tratamiento. De no ser así, el padecimiento "avanza" y puede complicarse con la aparición de otras enfermedades, tales como bronquitis o reumas.

Según opinión de los informantes, la población más afectada por esta dolencia son las mujeres jóvenes.