1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Yaquis (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Otta taiwechia u ótta taij-wétche-ri-a. Calentura de huesos

La "calentura de huesos" es una enfermedad reconocida por los médicos tradicionales yaquis y atendida de preferencia por los curanderos. Es designada comúnmente con la expresión otta taiwechia, aunque según Lionnet se designa como ótta taij-wétche-ri-a, donde ótta significa huesos, y taij-wétche-ri-a, fiebre, calentura.

La causa más importante que origina la calentura de huesos es un cambio brusco de temperatura, que afecta al paciente cuando éste "se baña después de haberse asoleado", o "toma algo fresco cuando el cuerpo anda caliente" (V. frío-calor)

Los síntomas que caracterizan a la enfermedad son: dolor de las anginas, dolor de cabeza y especialmente de los huesos, así como calenturas; además, el enfermo "suda frío y tiene escalofríos en todo el cuerpo".

Para determinar la naturaleza del padecimiento, el terapeuta interroga y observa al paciente; si éste "tiembla mucho y le suda la espalda, comprueba que el enfermo tiene calentura en los huesos".

El tratamiento empleado consiste en la ingestión de un cocimiento de ramas y hojas de la planta medicinal de nombre gobernadora, el cual se prepara hirviendo la planta durante un rato. Se administra media taza tres veces al día hasta que el paciente se recupere. Los terapeutas advierten al enfermo sobre la necesidad de no tomar "más de media taza" del cocimiento de la planta, ya que de lo contrario puede "provocar basca, dolor de estómago y, en casos graves, gastritis" (V. manzanilla de coyote, chichiquelite, vinorama, rama quemadora, don juan)

Las complicaciones que pueden surgir de una calentura de huesos no tratada son, según manifestaron los informantes, "convulsiones frecuentes, y en algunos casos pega pulmonía; en casos extremos, puede causarle la muerte". Esto ocurre cuando la calentura de huesos se complica con gripa, que afecta a los bronquios (V. bronquitis), dando como resultado un padecimiento mucho más grave, de nombre mal de pecho.

Para evitar contraer la enfermedad, se recomienda no bañarse con agua fría y no ingerir alimentos o agua fría cuando se está con el cuerpo caliente. Las terapeutas indican que la calentura de huesos puede afectar a cualquier persona y en cualquier época del año. Atienden un promedio de dos pacientes al mes.