1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Yaquis (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Jiapsi cheptia wantia o jía-ps-i chépte waán-te. Latido

El latido es una enfermedad que aparece entre las causas de demanda de atención de la población de muchos lugares de la república, entre ellos en la región yaqui.

Las expresiones locales para designar esta enfermedad son jiapsi cheptia wantia o jía-ps-i chépte waán-te, que se compone de los vocablos jía-ps-i, que indica vida, alma, espíritu y que se traduce como "corazón"; chépte, que significa salto o brinco y, por último, waán-te, que significa dolor (Lionnet, 1977).

Es una enfermedad gastrointestinal producida por un "aire frío que se va a la boca del estómago vacío", lo que ocurre cuando una persona "no hace sus tres comidas diarias", es decir, cuando "se malpasa". La condición necesaria para enfermar de latido es, por lo tanto, un desorden en la alimentación. Se llama latido porque el paciente presenta una pulsación o latido, semejante al del corazón, en la parte superior del estómago; de ahí su nombre en lengua indígena.

El enfermo afectado de latido presenta un "fuerte dolor en la boca del estómago, que provoca vómito y basca blanca". Se llama "basca" al resultado de la acción de vomitar. El terapeuta interroga al paciente y hace una revisión destinada a detectar la pulsación, dato que le permite corroborar el diagnóstico, hasta ese momento presuntivo.

Ya que el latido es un padecimiento provocado por "un aire frío" que entra al estómago y, en consecuencia, lo enfría, las terapias tienen la finalidad de devolver el calor a ese órgano, lo que se consigue mediante la ingestión de alimentos de calidad caliente, entre los que destaca el maíz (V. frío-calor). En uno de los tratamientos consignados, se recomienda mantener una alimentación basada en "atole de maíz, frijoles y garbanzo" por lo menos durante cuatro o cinco meses. En otro, se aconseja poner a hervir maíz desgranado en una tina con cal, "hasta que tome un color amarillo y esté blando; después se muele hasta obtener una masa, que se bate en un vaso con un poco de azúcar"; este preparado se debe tomar tres veces al día hasta que el "paciente se alivie", es decir, hasta que desaparezcan las molestias. Durante el tratamiento los terapeutas recomiendan "no tomar alimentos fríos porque aumentan la enfermedad"; y la posibilidad de una muerte prematura.

El latido es una enfermedad que muchas veces puede ser mortal. Su falta de tratamiento produce complicaciones que se manifiestan en un aumento del dolor y de los vómitos, debido a los cuales "los alimentos no se le quedan en el estómago y le provoca anemia". Más tarde, "el enfermo no puede ya moverse, porque le pegan dolores muy fuertes que le suben al pecho, y puede morir". Cuando el padecimiento está muy avanzado, los médicos tradicionales yaquis consideran que, por ningún motivo, "deben de sobarlo, porque pueden reventar la tripa o causar una hemorragia interna". La tripa es el término con que los terapeutas designan usualmente al estómago.

Para prevenir el surgimiento del latido se aconseja evitar el consumo de alimentos de calidad fría "como el arroz, y tener una buena alimentación y no malpasarse", es decir, hacer las tres comidas diarias.

Esta enfermedad se manifiesta principalmente en mujeres y hombres adultos, que, por sus actividades laborales, muchas veces no comen a sus horas acostumbradas.

Los terapeutas de las regiones encuestadas atienden un promedio de cinco pacientes al mes. Según los mismos informantes, la mortalidad por latido es muy alta: tres personas al año.