1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Yaquis (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Wontila o won-te. Susto

Al igual que entre otros grupos indígenas de México, el susto es una de las enfermedades más importantes para la población que solicita los servicios de los médicos tradicionales yaquis, tanto por la frecuencia de su aparición, como por la gravedad del desenlace que puede tener en caso de que el enfermo no reciba tratamiento. Este síndrome de filiación cultural se ubica como la cuarta causa de demanda de atención de los terapeutas de la región yaqui.

Se designa popularmente con los vocablos wontila y susto, si bien el término literal en lengua yaqui es won-te, que significa "espantarse o asustarse".

Las causas principales que desencadenan la enfermedad son "las impresiones causadas por un accidente, una mala noticia, o una mala caída; o porque el paciente vio algún fantasma, o tuvo algún espanto".

La mayoría de los terapeutas consultados señalan que el sujeto afectado de susto "no tiene hambre, está triste y decaído, le duele el estómago y empieza a enflacar"; a los síntomas anteriores, otros informantes añaden el hecho de que "el enfermo tiene los ojos hundidos y tristes, presenta diarrea y calentura".

Después de interrogar al paciente y observar su semblante, el terapeuta le revisa el estómago —"tripa", en el lenguaje de los informantes—, "y se da cuenta que la tripa está hacia arriba, hecha bola", es decir, endurecida (V. tripa ida). En ocasiones, el susto es mal diagnosticado y el paciente "se puede confundir con una persona que está enferma de tuberculosis", lo cual conduce a realizar un tratamiento equivocado, en detrimento de la salud del paciente.

En conformidad con la causalidad atribuida al padecimiento, el tratamiento aconsejado por la mayor parte de los médicos tradicionales consiste en una sobada que se practica en la zona del estómago, precisamente donde se encuentra "la tripa hecha bola", con el objeto de "desenredar esa tripa". En la ejecución del procedimiento, el terapeuta usa "únicamente las yemas de los dedos", y, con aceite de oliva o con la "pomada 666", "soba hacia abajo, desde el pecho hasta la cintura y desde la boca del estómago hacia abajo, unas ocho veces; después, desde los lados del estómago hacia el centro y luego hacia abajo, varias veces, todo el tiempo jalando hacia abajo, hasta desenredar la tripa", es decir, hasta que la musculatura de la región del estómago quede suave y relajada.

El susto o won-te, se manifiesta, en un principio, con "dolores fuertes en el estómago, provocados por el secamiento de la tripa gorda, ya que ésta se amarra; posteriormente se forma un tumor, y el paciente se puede secar"; si el paciente no se cura inmediatamente, es decir si tarda en hacerse "deshacer el tumor, ya no tiene remedio, se le seca la tripa, y esto le puede provocar cáncer" y, en consecuencia, la muerte. Para prevenir el susto, al igual que otros síndromes de filiación cultural tales como el mal puesto, los curanderos yaquis recomiendan "cargar un amuleto preparado con imán, frijol rojo y maíz". El won-te o susto puede afectar a cualquier individuo, sin importar su edad.

Los terapeutas que proporcionaron información acerca de este padecimiento, indicaron que reciben entre 10 y 20 pacientes al mes.