1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Chichimeco-Jonaz (Ézar).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Hura maga o Hura paja. Mal de ojo

El "mal de ojo" es una enfermedad que afecta prinicpalmente a los niños, si bien en ocasiones algunos adultos también pueden llegar a padecerla. En los niños, este síndrome de filiación cultural es producido por la mirada de ciertas personas; son considerados sujetos causantes del padecimiento las personas "envidiosas", o las que "ven al niño y se ríen de él". En los adultos, la afección aparece por razones diferentes: es el constante térmico que se produce cuando "salen calientes de la cocina al patio", lo que hace que se genere esta dolencia. Según todos los terapeutas consultados, el mal de ojo es una enfermedad que "no pueden curar los médicos de la clínica".

Los síntomas que permiten detectar este padecimiento dependen del tipo de paciente. En el niño la enfermedad se reconoce "porque un ojo se le pone más chico, pero los dos ojos se ven como que se le están secando"; además, llora continuamente y a veces tiene calentura. El enfermo adulto, en cambio, presenta un intenso dolor de cabeza "y siente que un ojo le brinca mucho". Además de considerar el tipo de síntoma que el paciente presenta, el terapeuta llega al diagnóstico mediante una limpia con huevo que le hace en los ojos, sobre todo en el que se ve más pequeño, si se trata de un niño; si después de verter el huevo en un vaso con agua se "ve que está vaciado", entonces el enfermo padece de mal de ojo.

La limpia es también el tipo de tratamiento empleado para curar la enfermedad, y se debe hacer los días lunes, miércoles y jueves. El procedimiento se hace con huevo y luego con una rama de pirul macho; además, la terapia incluye una frotación, en todo el cuerpo, con loción tibia de siete machos. Por lo general, después de la primera curación el niño deja de llorar, lo cual significa que el mal ha comenzado a salir; el tratamiento completo comprende tres curaciones como la que hemos descrito.

El mal de ojo es una de las causas de muerte de población infantil de las comunidades chichimecas, por lo que los terapeutas recomiendan iniciar de inmediato el tratamiento en cuanto el niño "comienza a ponerse llorón", y con un ojo más pequeño. Según los informantes, la muerte ocurre "porque al niño se le reciente el ojo". Para prevenir que un menor resulte afectado por las miradas de las personas, es necesario colgarle al cuello un amuleto llamado ojo de venado. También se recomienda hacerle una limpia con huevo si se tiene la sospecha de que alguien "envidioso" lo ha mirado.