1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Chichimeco-Jonaz (Ézar).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Fracturas

Las fracturas, junto con las torceduras y los golpes, constituyen una de las causas de demanda de atención de orden musculoesquelético frecuentes entre los habitantes de las áreas indígenas de México, en virtud de las características del medio geográfico en donde residen. El terapeuta tradicional que se ocupa de tratar este tipo de afecciones es el huesero, quien refiere que las causas más comunes que dan origen a las fracturas son los golpes, o los accidentes en el trabajo.

El enfermo que sufre este tipo de lesión presenta una gran inflamación en la región del hueso fracturado, así como un intenso dolor; además, por lo general no puede mover el miembro accidentado. Muchas veces, el accidente también produce heridas en los músculos de la zona, lo que hace más complejo el tratamiento. Frente a un caso como estos, el huesero primero lava la herida con un cocimiento de árnica o de cuachalalate, para desinflamar el sitio de la lesión, y luego procede a revisar, palpando cuidadosamente los huesos, para ubicar el lugar exacto de la fractura. Después de acomodar los huesos, coloca un emplasto de camotes machacados de sacasil y, a continuación, entablilla, cubriendo enseguida con un trapo o toalla. Según los terapeutas, el emplasto preparado con esta planta "chupa la hinchazón". En caso de no haber herida alguna, la curación se deja por unas dos semanas o más, tiempo que tardan los huesos en soldar. Si hay alguna herida, el terapeuta vuelve a lavar la zona un par de veces más, con las mismas plantas utilizadas en la primera curación, para evitar una infección; también recomienda al enfermo tomar durante algunos días jugo de maguey endulzado con piloncillo.