1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Chichimeco-Jonaz (Ézar).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Deposiciones, diarrea o soltura de estómago

Con estos nombres, la población de la zona chichimeca conoce una enfermedad muy frecuente entre sus habitantes, la cual es considerada particularmente peligrosa cuando afecta a los menores de edad. La causa más importante de la diarrea es la falta de higiene de los alimentos y del agua que los niños ingieren. Así, los terapeutas refieren que la afección aparece porque "el niño levanta cosas sucias y se las come; porque no se lava las manos". Entre la población infantil, la diarrea también forma parte del cuadro de las parasitosis, un fenómeno usual en las áreas en que habitan los grupos indígenas. Los adultos enferman de soltura de estómago, además, cuando comen demasiado, o por el agua y las comidas que consumen "cuando andan trabajando en el calor". En ambos casos, la ingestión de alimentos en mal estado o no cocidos en forma adecuada, también provoca un cuadro diarreico.

Las manifestaciones más peculiares de la enfermedad son el aumento del número de deposiciones, cinco o más veces al día, y las características de éstas; las heces fecales son líquidas y ocasionan fuertes dolores en el estómago, así como "torzones a cada rato"; además, es frecuente que la enfermedad curse con calentura. Este género de afección se diagnostica usualmente mediante un interrogatorio a la madre del menor, en el curso del cual el terapeuta trata de averiguar "qué le dieron de comer" al niño, y cómo ha venido evolucionando su estado.

La mayor parte de los tratamientos destinados a curar la diarrea se basan en la ingestión de algún preparado medicinal elaborado con especies vegetales. En ciertos casos, la administración del té va acompañada de sobadas en el vientre, con hierba mora y salvado, ya que algunos terapeutas consideran que la diarrea aparece porque el paciente "tiene torcido el estómago", condición que los masajes están destinados a eliminar (V. latido). Estas sobadas también son aplicadas cuando se sospecha que la soltura de estómago ha sido provocada por el consumo de algún alimento descompuesto. Las plantas medicinales utilizadas con más frecuencia para la diarrea de los niños son la manzanilla, el orégano, el hinojo y la rama, o escoba de perro. La infusión elaborada con ellas se debe tomar por espacio de cuatro o cinco días. En ocasiones, las defecaciones son calientes, lo que indica que hay calor acumulado en el vientre del pequeño. En estos casos los terapeutas recomiendan ponerle lavados intestinales preparados con un cocimiento de tianguis, sanguinaria o bola de hilo. Cuando la diarrea es una clara consecuencia de la presencia de parásitos intestinales, se recomienda tomar un té elaborado con estafiate y semillas de paraíso, a razón de una taza en ayunas durante dos o tres días. Los terapeutas advierten al paciente que no exceda la dosis señalada, ya que se trata de "un jugo muy fuerte y concentrado, lo que provoca dolor de cabeza" (V. lombrices).

Para los adultos es aconsejable el té de ajenjo, tapacola y cedrón; si el dolor de estómago es muy intenso se le puede agregar hierbabuena; esta infusión se debe tomar como agua de uso hasta que la enfermedad desaparezca, lo que puede tardar hasta nueve días. Ciertos terapeutas recomiendan tomar Caolín, una cucharada cada cuatro horas, además del té medicinal. Si la enfermedad es el resultado del consumo de algún alimento en mal estado, la planta de elección para la preparación del té es la hierba mora.

Cuando la enfermedad cursa con calentura, los terapeutas acompañan el tratamiento con alguna terapia específica destinada a hacer descender la temperatura del enfermo. Las prácticas más comunes para lograr este objetivo consisten en frotar todo el cuerpo del paciente con loción de siete machos, o acostarlo sobre una "cama de fresco", que es una especie de lecho formado por ramas frescas de árbol. En ciertas comunidades acostumbran bajar la calentura mediante baños, de cabeza y de pies, con un cocimiento de hierba mora, sauce y limón.

La soltura de estómago es señalada como una enfermedad de graves consecuencias sobre todo cuando afecta a los niños, ya que, de no iniciar el tratamiento en cuanto el pequeño presenta las primeras manifestaciones, su condición empeora rápidamente; la calentura aumenta y aparecen vómitos, al mismo tiempo que los torzones se hacen cada vez más intensos y frecuentes; "el paciente se va secando" y muere en poco tiempo, refieren los terapeutas. Es por esto que los médicos tradicionales alertan a las madres sobre la necesidad de cuidar el tipo de alimentos que los niños consumen, y de lavar las frutas y verduras, especialmente en tiempo de calor, época del año durante la cual los casos de diarrea son más frecuentes.