1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Zoques de Chiapas (O’de Put).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Aire

Con el nombre de aire la población de las áreas zoques designa un padecimiento extremadamente frecuente entre los habitantes de sus comunidades. Los terapeutas señalan que "las personas se enferman porque se despiertan y salen de pronto afuera y les pega aire frío" (V. frío-calor). Asimismo, "cuando la persona pasa la hora de comer y después come de golpe, entonces le entra aire". Al momento de producirse este tipo de situaciones, el aire entra al cuerpo del individuo y lo enferma.

La persona afectada presenta diversos malestares, los cuales se manifiestan en el aparato digestivo. El enfermo siente "llena la barriga", tiene diarrea y no puede respirar normalmente, porque tiene la sensación de que le falta el aire. Estos síntomas se acompañan de dolor en la cabeza y en el sitio "en donde le pegó el aire", generalmente la cintura y la espalda. El terapeuta establece la naturaleza del padecimiento mediante un interrogatorio, durante el cual el paciente señala las molestias que presenta.

Los tratamientos recomendados por los terapeutas zoques para curar el aire, consisten en la administración de preparados de plantas medicinales, que el enfermo debe tomar como agua de tiempo. Entre las especies empleadas en la elaboración del medicamento destaca la ruda, planta utilizada para los mismos fines en la medicina tradicional de otros grupos indígenas. En una de las terapias consignadas, se hace un cocimiento con "un puño de ruda de monte y algunos cogollos de limón, y se toma en vez de agua" hasta que el enfermo se sienta bien.

Los terapeutas señalan que para prevenir este padecimiento se debe comer siempre a las horas acostumbradas y evitar exponerse a temperaturas frías; así, recomiendan que "si va a salir después de que se despierta, se debe de enfriar por lo menos media hora". Estos mismos curanderos refieren que el aire afecta con más frecuencia a la población adulta.