1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Tlapanecos (Mbo Me’phaa).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Anuxa’ana, duxa’aana o na’axi’i. Vómito

El vómito es una de las causas de demanda de atención recurrentes de la medicina tradicional tlapaneca. Se trata de un padecimiento conocido popularmente con los términos de anuxa’ana, duxavaana y na’axi’i, y que afecta sobre todo a los niños.

Las causas que producen los vómitos están relacionadas con la calidad y cantidad de los alimentos ingeridos. Así, los informantes refieren que los vómitos se pueden producir por consumir comidas "dañinas, frutas que hacen daño —plátano macho, quelites, epaquelites—, por comer alimentos descompuestos, como frijol acedo; por comer mucho, o cuando les dan la leche caliente; y por comer algún alimento que no es agradable a la boca". Estos también pueden presentarse por otras causas: "cuando las personas se encolerizan, o les da mucho frío, y por dolor de cabeza" (V. muina y bilis). Los terapeutas reconocen que muchas veces el vómito aparece cuando los niños tienen lombrices o están agripados.

Los vómitos pueden ser "de agua" o "de comida", y van generalmente acompañados por otros síntomas tales como náuseas, diarrea, dolor de estómago y de cabeza, falta de apetito, debilidad, e incluso desmayos. Si no se inicia el tratamiento de inmediato, el niño "empieza a sacar baba, sus ojos se hunden, presenta malestar, cansancio y finalmente puede llegar a morir", afirman los terapeutas.

El diagnóstico se hace a través de un interrogatorio en el que se le pregunta directamente al enfermo, o a la madredel niño si este es el caso, el tipo de alimento que el paciente consumió antes del inicio de los vómitos, si tiene gripa y si come a sus horas. Después procede a revisarle el abdomen para descartar la presencia de lombrices.

El tratamiento consiste en la ingestión de un té preparado con flores de manzanilla, de cempasúchil y polvito de copal —resina del árbol llamado copal—, el cual se administra en dosis de media taza, dos o tres veces al día. En caso de no encontrar las plantas, el té se prepara sólo con copal. Los curanderos recomiendan que el enfermo tome solamente atole blanco, sin azúcar, mientras no se "retire el vómito". De igual manera, aconsejan no tomar el medicamento por mucho tiempo.

Este padecimiento puede prevenirse si se evita comer alimentos descompuestos, y si se respetan los horarios de las comidas; asimismo, los terapeutas recomiendan que "si se sienten llenos, no coman" y a las madres de familia, piden vigilar el tipo de alimentos que consumen sus hijos.

Los informantes encuestados señalan que atienden a un promedio de tres personas con este padecimiento al mes.