1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Tlapanecos (Mbo Me’phaa).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Inflamación del bazo

Con el nombre de "inflamación del bazo", la población tlapaneca designa una enfermedad causada principalmente por desórdenes alimenticios tales como "malpasarse", es decir, no tomar los alimentos a las horas acostumbradas, o por dejar de comer. También puede originarse a raíz de un "espanto o susto", esto es, después de haber recibido una fuerte impresión cuya consecuencia inmediata es "una descompostura del estómago",afección de la que deriva la inflamación del bazo.

Los síntomas que presenta el sujeto afectado comprenden sueño y debilidad; el enfermo "se ve delgado", tiene inflamado un lado del hígado, en donde se encuentra el bazo; presenta dolor de cabeza y sudoración intensa, se le cae el pelo y la piel, deja de comer, está desganado y nervioso, siente náuseas, tiene los ojos hundidos y "se le ve una vena verde en el pecho". Los terapeutas diagnostican por medio de interrogatorio y haciendo una exploración de la manera siguiente: "se le agarra debajo de la costilla para ver si no tiene hinchado a un lado del bazo". La presencia de la vena de color verdoso en la parte superior del abdomen es uno de los signos de mayor importancia para confirmar la enfermedad.

Los médicos tradicionales tlapanecas tratan este padecimiento mediante la aplicación de emplastos en la zona inflamada, preparación medicinal que se hace con plantas curativas y restos de "arriera" —un tipo de hormiga que se encuentra en lugares cálidos y en terrenos "en donde hay agujeros—; las arrieras muertas se seleccionan principalmente de noche", señalan los curanderos. El emplasto se prepara de la siguiente manera: "los desperdicios de arriera", junto con hierba santa, rosa de Castilla, flor amarilla, ceniza de carbón y humo de cañuela de girasol, se tuestan en un comal; enseguida se mezclan, se muelen finamente en metate, y el polvo resultante se coloca en un plato de barro al que se agrega trementina verde de pino; la mezcla así preparada se pone a hervir y después se bate hasta que toma consistencia de crema, esto es, ni muy espesa ni muy aguada. Esta pasta se coloca en hoja de papel o tela de algodón, se aplica como parche en la región dolorida y en la cintura del enfermo, y se fija mediante una venda. Se deja hasta el día siguiente, cuando se cambia nuevamente la curación. La operación se repite por tres días.

Mientras dura el tratamiento, el enfermo no debe mojarse ni exponerse a las corrientes de aire. Los cuidados deben continuar durante el periodo de convalecencia para evitar complicaciones, sobre todo si es tiempo de lluvias ya que según los terapeutas, la humedad hace que "le dé la frialdad en los pies". Este tipo de enfriamiento puede originar una recaída, estado que se reconoce por la "hinchazón del estómago, la cara y los pies del enfermo, al que se le empieza a caer el pelo, se le hunden cada vez más los ojos y puede morir".