1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Mexicaneros.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Caída de mollera

Como en otros grupos indígenas del país, también entre los tepehuanes la "caída de mollera" es un padecimiento que afecta frecuentemente a la población infantil de sus comunidades. Las causas que provocan la afección son de tipo mecánico. Según los terapeutas del grupo, la mollera se cae —es decir, se sume— a consecuencia de caídas o de movimientos bruscos que sufre el pequeño. Luego del accidente, el niño comienza a presentar las primeras manifestaciones del mal: se "le hace un hoyo en la cabeza, y el "cielito (paladar) se le baja y no le permite hablar"; además tiene los ojos tristes. El diagnóstico se establece mediante la observación del semblante del paciente, aunada a la revisión de la región de la fontanela, para constatar la presencia de una zona "sumida, porque la mollera no está en su lugar", afirman los curanderos.

El tratamiento empleado tiene la finalidad de llevar la mollera a su lugar original. Para lograrlo, el terapeuta primero soba todo el cuerpo del enfermo y enseguida lo toma por los tobillos, lo levanta y lo sacude varias veces; después sienta al paciente y procede a chuparle "el cerebro", o sea, a succionar la región de la fontanela, por tres veces, mientras tiene en su boca un buche de agua; finalmente, le introduce un dedo en la boca y presiona el paladar superior hasta advertir que la mollera ha regresado a su lugar. Algunos terapeutas también le colocan sobre la mollera un cocimiento tibio de hojas de romero; en este caso, recomiendan evitar que al niño le "pegue el viento", por lo que aconsejan, cubrirle la cabeza con un gorro y no bañarlo hasta pasados tres días de terminado el tratamiento (V. levantar la mollera, paladear).

Los terapeutas consideran que la caída de la mollera es una enfermedad de cuidado. Por lo mismo recomiendan tratar al enfermo oportunamente para prevenir la aparición de diarrea, la cual puede causar deshidratación y la muerte del niño.