1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Mexicaneros.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Picadura de alacrán y viuda negra

Son causas de demanda de atención cuyo origen último, según las concepciones de tepehuanes y mexicaneros, es de carácter sobrenatural y divino. Así, los terapeutas tradicionales de ambos grupos refieren que las causas que provocan estos accidentes se deben buscar en un castigo "del dios o de los santitos de los alacranes", provocado por alguna falta cometida por la persona afectada. También la envidia es considerada una causa posible del mal, ya que "induce a encontrar los medios para hechizar a la víctima mediante la picadura de alguno de estos animales ponzoñosos (V. brujería). En el primer caso, se estima que la picadura es "por bien" y la persona afectada logra aliviarse en dos o tres días; cuando, por el contrario, es "enviada por alguien del mundo" mediante un hechizo, la enfermedad puede tardar hasta seis meses en curarse, ya que sólo en ese momento "le empieza a madurar la picadura". Inmediatamente después de sufrir la picadura, a la persona "se le aguada (inflama) la parte afectada, o todo el cuerpo, y no puede andar"; a veces, el efecto del veneno se manifiesta mediante la aparición de ronchas en el cuerpo. En el caso específico de picadura de alacrán, al enfermo "le hormiguea parte del cuerpo y le empiezan a pegar las ´ ansias"; cuando es producto de un hechizo, la desesperación puede ser tan grande que "la persona luego luego empieza a sentir como que se quiere ahorcar", señalan los curanderos. En ocasiones, el sujeto no presenta ninguno de estos síntomas, lo que quiere decir que "el veneno no le hace a la persona". Los informantes aseguran que, después de picar, el animal "ya no puede correr", de manera que se puede observar y saber quién provocó el mal. Las formas de enfrentar el padecimiento son variadas. La gran mayoría de los tratamientos consignados corresponden a terapias tradicionales, en tanto que algunos curanderos han integrado medicamentos de patente al conjunto de recursos terapéuticos destinados a curar las enfermedades. Si el veneno surte efecto, "porque no a todas 1as personas le hace", el terapeuta se da cuenta al "primer toque de ansia", cuando el enfermo comienza a sentir ´"calambres en los costados"; en ese momento le practica una limpia con plumas de aguililla, para reunir la enfermedades, y luego chupa el veneno con la boca (V. chupar). Otro procedimiento para contrarrestar los efectos consiste en administrar al enfermo un té de hierba de guaco, en dosis de un vasito cada media hora, "según se vayan calmando las molestias" (V. maguey, bhu’mtun yooxt’, cola de caballo y epazote). Por el contrario, los terapeutas que utilizan medicamentos de patente recetan cuatro ampolletas de suero antialacránico, que se puede conseguir en las farmacias.

Una vez que el enfermo ha sanado, debe agradecer a los santitos por medio de ofrendas. La forma de prevenir"´el piquete de viuda negra o picadura de araña capulina consiste en cortar sus telarañas, para que el viento se las lleve, maniobra que no tiene ningún efecto si el mal es enviado en forma de hechizo "por alguien del mundo".