1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Tzeltales (Winik Atel).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Kakal sitil. Ojo

Por el nombre de kakal sitil u "ojo" se conoce entre los tzeltales a una enfermedad infantil muy frecuente, que afecta principalmente a los niños cuya edad oscila entre los cuarenta días y los dos años (V. mal de ojo). Se trata de una dolencia provocada por lo general cuando una persona mira a un niño que "le gusta" particularmente (V. mirada fuerte, envidia). En los recién nacidos o de escasos meses de edad, la enfermedad es atribuida a la mirada poderosa de una mujer embarazada que, debido a su estado, concentra mucho "calor". El enfermo de ojo presenta la cabeza caliente, está de mal humor, llora continuamente, muestra intranquilidad y tiene los "ojos aburridos". El terapeuta diagnostica el padecimiento mediante observación, y al constatar además la redistribución del calor que ha ocurrido en el cuerpo del paciente.

El tratamiento tiene la finalidad de eliminar el exceso de calor que está enfermando al ojeado, así como quitar de su organismo el mal trasmitido por la mirada. Para ello, el terapeuta le aplica una limpia con huevo y después le frota todo el cuerpo con aceite de almendras (V. friegas). A continuación, le practica una rameada con un manojo de plantas compuesto por verbena, ruda, hojas de chile, poleo, epazote y una flor de color rojo. Por último, lo baña con agua —a la que ha agregado un poco de alcohol— y jabón para quitarle los residuos del aceite y de las hierbas.

Los terapeutas consideran que, de no ser atendido, el niño "crece aburrido" y contrae un padecimiento crónico de los nervios, e incluso puede morir, ya que el mal se complica con otras afecciones debido a la pérdida de energía sufrida.

Como método de prevención, los terapeutas aconsejan a los padres de los pequeños evitar sacarlos a la calle o a cualquier otro sitio en el que puedan permanecer expuestos a la vista de la gente. Si el mal de ojo ha sido causado por la mirada de una embarazada, es necesario que ésta ate a la muñeca del niño un dije, un "guajito" o un talismán (por ejemplo, un pedacito de ámbar).