1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Tzotziles (Bats’il Winik).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Pos lom. Mala menstruación

Como dijimos anteriormente al analizar otro padecimiento designado también como pos lom, esta expresión en lengua tzotzil indica cualquier mal de origen sobrenatural, así como su causa, además de las formas que adoptan los brujos de la zona —bolas de tierra incandescente, de color rojo— para desplazarse durante la noche en busca de posibles víctimas. Esta causa de demanda de atención recibe el nombre de pos lom debido a que se trata de una afección causada "por los malos espíritus" que desean hacer daño a una mujer (V. ak’chamel).

El signo más importante de la enfermedad es la suspensión del ciclo menstrual (V. regla), situación que lleva a que la mujer "piense que va a tener un hijo, porque le viene la sangre hasta los tres o cuatro meses", comenta un terapeuta. Cuando aparece nuevamente la regla, lo hace en forma de "bolas", acompañada de fuertes dolores, especialmente bajo el ombligo y en la espalda; a veces también hay calentura y dolor de cabeza.

Para diagnosticar esta forma de posh lom, el terapeuta aplica una bajada, procedimiento terapéutico que consiste en dar masajes en la región abdominal de la paciente, utilizando pomadas o manteca. Esta práctica le permite descartar un posible embarazo de la enferma e iniciar el tratamiento.

La terapia acostumbrada para tratar este padecimiento consiste en administrar un té que se prepara con la raíz de la planta conocida como posh’lom malshis —planta pequeña, con espinas—; la enferma debe tomar un vaso por la mañana y otro por la tarde, durante dos o tres días antes de la fecha de inicio del ciclo menstrual. Los terapeutas aconsejan además cuidarse por unos 20 días, evitando tomar agua fría y no haciendo esfuerzos físicos excesivos. Los informantes señalan a esta enfermedad como causa de muerte si la paciente no solicita ayuda médica a tiempo.

Los informantes mencionan que la población mayormente afectada son las mujeres que ya han tenido más de tres hijos. Este padecimiento no puede prevenirse porque "son cosas que Dios manda".