Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Tzotziles (Bats’il Winik).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Cook o kok. Calentura

La calentura, o cook en lengua tzotzil, es una causa de demanda de atención muy frecuente, especialmente en épocas de frío, si bien los terapeutas afirman que no constituye una seria causa de muerte entre los habitantes de las comunidades. Es tratada principalmente por curanderos y por curanderos-pulsadores, este último un tipo de médico tradicional que diagnostica las enfermedades exclusivamente tomando el pulso a los pacientes.

La calentura puede ser ocasionada por diferentes agentes ambientales, tales como condiciones climáticas adversas, temperaturas particularmente bajas, o por dormir en lugares con un alto grado de humedad; otro tipo de causa que origina el padecimiento guarda relación con la ingestión de alimentos en mal estado, o que no han sido lavados cuidadosamente. Por último, la calentura puede ser un síntoma de enfermedades tales como el reuma, el espanto y los cólicos, entre otras.

Cuando la calentura constituye una enfermedad independiente, los síntomas que el paciente presenta son: la frente y la región estomacal muy calientes, además de dificultades para conciliar el sueño. Si, por el contrario, la calentura es un síntoma de otro padecimiento, el enfermo presenta fundamentalmente los signos asociados a la enfermedad que los origina, entre ellos la elevación de la temperatura.

El diagnóstico sobre el tipo de calentura que aqueja al enfermo se logra de la manera siguiente: después de hacer algunas preguntas al paciente, el terapeuta procede a palparle la frente y el estómago. Si el calor está concentrado en estas áreas, la calentura es de tipo autónomo; si el aumento de temperatura es generalizado, entonces "pulsa" al enfermo "para oír si no hay otra enfermedad" (V. pulsar).

Los tratamientos aplicados dependen del tipo de calentura diagnosticada. Para el primer tipo, se recomienda la ingestión de un té de sauco y limón que se prepara de la manera siguiente: se hierven por separado, en un litro de agua, "un puñado" de flores y tallos de sauco, e igual cantidad de té limón; se cuelan, se mezclan en partes iguales, y se da a tomar al paciente como agua de tiempo, en tanto la temperatura no descienda.

En el segundo caso, al tratamiento de la enfermedad principal se añaden baños preparados con acheltica vomol, planta considerada de calidad fría y, por lo tanto, idónea para combatir los ardores de la calentura (V. frío-calor).

Entre los consejos proporcionados por los informantes a fin de prevenir la enfermedad, están los de cuidar la higiene de los alimentos, y evitar exponerse al frío. Aun si los tzotziles no consideran la calentura como una enfermedad sobrenatural, entre otras formas de prevención aconsejan pedir al ilol que rece y haga ofrendas en su nombre, tanto en la iglesia como frente al altar de su vivienda.