1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Huastecos (Teenek).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Saublit fulej. hinchazón o inflamación

La hinchazón o "hinchamiento", es una enfermedad designada popularmente con la expresión saublit fulej, y que tratan los médicos tradicionales huastecos que atienden los padecimientos causados por hechizos o brujerías; este tipo de terapeuta es conocido en las comunidades como "curandero que trabaja con el compadrito cuernudo". Se considera que un sujeto se hincha cuando "tiene agua arriba de su carne y no suda". Generalmente, todo el cuerpo del sujeto se ve afectado, aunque a veces la dolencia sólo se manifiesta en las piernas. Según los terapeutas, la mayoría de las veces hay que buscar la causa original de esta afección en algún mal enviado, una maldad como el hechizo, que está afectando al enfermo y que se revela mediante este signo tan evidente. Otras veces, se trata de algún muerto que intenta apoderarse del sujeto y llevárselo consigo, o de un síntoma de enfermedades tales como el espanto.

El tratamiento destinado a curar este padecimiento es de tipo mágico-religioso y consta de varios procedimientos; el primero es un ritual que el curandero realiza frente al altar de su vivienda, en donde pronuncia varias veces una oración, conocida localmente como "se sana rece", la cual constituye una petición de larga vida para el enfermo. Si los santos a los que va dirigido el ruego, acceden al pedido, el paciente recuperará la salud; en caso contrario, morirá. Terminada la ceremonia, el terapeuta hace una limpia al paciente con alcohol de caña, o con un ramo de albahaca, añil y canela, y después lo sahúma con copal para quitarle las emanaciones que lo están dañando V. solimán). Por último, el paciente debe hacer una ofrenda al alma del difunto, obsequio que consiste en un gallo negro que "se le da de comer al muerto con el propósito de que deje de perseguir la vida del enfermo" (V. aire de muerto).

La hinchazón es una afección que progresa con rapidez si el enfermo no recibe oportunamente el tratamiento adecuado. El agravamiento de su estado se reconoce por la presencia de dolor de cabeza y pesadillas, y por el hecho de comenzar a "ensuciarse", es decir, a perder el control de sus esfínteres, condición que finalmente le produce la muerte.