Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Huastecos (Teenek).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Cackquel. Calentura

La calentura es un padecimiento denominado popularmente cackquel en lengua huasteca. Por lo general, aparece por exceso de trabajo en la milpa, especialmente cuando la persona ha permanecido expuesta al sol durante un periodo de tiempo demasiado largo. La calentura puede también ser un síntoma de otras enfermedades, como pueden ser la diarrea y el mal de ojo (V. waleklaab); en las mujeres, muchas veces este estado febril se encuentra asociado al embarazo.

Hay situaciones en las que el sujeto se torna más propenso a contraer la enfermedad —por ejemplo, si se encuentra muy débil. Además del aumento del calor corporal, el enfermo de calentura generalmente presenta dolor de cabeza y malestar en todo el cuerpo, lo cual le produce dificultad para caminar.

Para "saber qué clase de dolor tiene" el paciente, los terapeutas huastecos hacen una "barrida" o limpia con un "blanquillo" (huevo), lo quiebran en un vaso con agua, e interpretan las formas que adquiere al contacto con el agua. Siempre que hay calentura, el blanquillo adquiere además un color amarillo, derivado del calor del cuerpo del paciente. Antes de iniciar el diagnóstico los terapeutas acostumbran rezar oraciones dirigidas a la virgen de Guadalupe, al santo Niño y a san Rafael.

Uno de los tratamientos consignados consiste en administrar al enfermo un preparado que se hace hirviendo en agua un limón, junto con una tableta de Cafiaspirina o de Alka-seltzer. Otra forma de hacer descenderla temperatura, estriba en la aplicación de cataplasmas preparadas con tronadora, thalthat ch’ohol, hojas de higuera y albahaca o laab thekw’eel (V. limón, violeta, aquiche chiquito, hierba fresca).

Los terapeutas consideran que si una persona que ha contraído este mal no se cuida o no se trata, la calentura se intensifica y, aunque se logre controlar la enfermedad, el problema se vuelve a presentar.

Para prevenir el surgimiento del padecimiento, se recomienda la aplicación de una "barrida" con un rollito de cempasúchil, el cual, después de ser utilizado, debe dejarse en algún lugar lejano, poco transitado, ya que cualquier persona que pase cerca de él podría contraer el mal (V. contagio).