1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Zoque-Popoluca.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Anatz’u na. Ampresia o atrancado de boca

Con los nombres de "ampresia" y "atrancado de boca" (anatz ’una), la población de las áreas zoque-popolucas designa a una causa de demanda de atención propia de los niños lactantes de pocos meses de vida. El especialista tradicional que se ocupa de atender esta enfermedad es la partera, por ser a ella a quien compete la atención tanto de la mujer en sus distintas etapas del ciclo reproductivo, como de las enfermedades infantiles, especialmente las del primer año de vida.

El padecimiento se reconoce por la dificultad para mamar que presenta el recién nacido, entorpecimiento que va acompañado de una abundante salivación de consistencia "muy babosa", es decir, muy espesa. Según muchos terapeutas, el impedimento para succionar que el menor manifiesta se debe precisamente a esas características. Otra particularidad de la ampresia es su rápida evolución: a poco de iniciada, el niño comienza a palidecer, tornándose completamente blanco en poco tiempo; sólo "suspira y saca la baba", comentan algunos informantes. Las parteras consideran que las dificultades entre los padres del menor, propician el surgimiento del padecimiento; así, comentan que "sus papas piensan mucho en problemas". La ampresia requiere de la pronta intervención del terapeuta por tratarse de un mal que, si no se soluciona en un término de tres días, causa la muerte del niño.

Algunos terapeutas curan la ampresia poniendo en la boca del pequeño un chupón mojado en una preparación que se hace mezclando miel, aceite, vino, raíz de guaco molida, cedrón y nuez moscada. Otros, en cambio, prefieren primero limpiarle cuidadosamente el interior de la boca con un algodón untado con miel, restregando especialmente las encías, por ambos lados; después le lavan la boca con agua y enseguida le dan a tomar un té elaborado con tacopate, miel virgen, nuez moscada y guaco. Las parteras afirman que, con este tratamiento, "al día siguiente el niño está bien"; aun así, ellas recomiendan continuar suministrando el medicamento hasta agotar la cantidad preparada.