1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Mames.
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Chu bat schípt. Parásitos. Junk xchte. Solitaria

Con el nombre de "parásitos" se conoce a una causa de demanda de atención de los integrantes de las comunidades mames, más frecuente entre la población infantil, ocasionada por las condiciones de higiene en la preparación y manejo de los alimentos, así como por las costumbres familiares vinculadas a los animales domésticos. En ocasiones, se logra identificar claramente el parásito que está provocando la enfermedad, como cuando se trata de la solitaria, en cuyo caso el padecimiento recibe el nombre del agente que lo causa. Como otras afecciones gastrointestinales, también las parasitosis son tratadas por los curanderos-hierberos. La presencia de parásitos se reconoce principalmente por la diarrea y el dolor de estómago que manifiesta el enfermo, síntomas que a veces se acompañan de vómitos y de una gran inflamación de los intestinos provocada por la acumulación de gases. El diagnóstico se realiza mediante un interrogatorio a! enfermo y la revisión de su abdomen.

Los terapeutas consignan diferentes tipos de tratamientos, todos basados en la ingestión en ayunas de preparados medicinales, y cuya finalidad es que el enfermo expulse los parásitos. Uno de los más frecuentes consiste en preparar, en un jarro nuevo, un cocimiento con un kilo de cáscara de flor blanca y un kilo de panela; el paciente debe tomar el medicamento en dosis de una copita diaria, durante cinco días. Otro de los compuestos administrados se elabora con raíz de epazote y hierbabuena, machacados y hervidos; luego se cuela y se le agregan dos Alka-seltzer, dos dientes de ajo y leche; el paciente debe tomar un vaso diario durante tres días. El último tratamiento, recomendado precisamente para eliminar la solitaria, consiste en hervir en medio litro de leche "un poquito de semillas de calabaza"; a las nueve de la mañana el enfermo debe tomar el medicamento y, enseguida, se debe sentar en un "basín" que contiene otro medio litro de leche tibia, para que "así arroje la solitaria".