1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Pames (Xi’oi o Xiyoi).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Lomei o niptajo’o dapmiet. Mal de orín

Con los nombres de lomei, niptajo’o dapmiet ("el que no puede orinar") o mal de orín, se conoce en las regiones pames a un padecimiento que compromete, principalmente, al aparato renal-urinario, y que afecta sobre todo a la población joven de las comunidades del grupo. Según los terapeutas, el mal de orín es causado por sentarse reiteradamente en lugares calientes, por bañarse con agua de río, o por ingerir, con frecuencia, bebidas frías como la cerveza (V. frío-calor). En el primer caso, el calor entra al interior del vientre del sujeto; en cambio, en los dos últimos, la frialdad del agua o de la cerveza produce una suerte de pasmo que impide la salida del calor corporal. En ambos casos, éste calor se acumula en el abdomen del enfermo, dando origen al mal de orín, una enfermedad de calidad "caliente".

El mal se manifiesta mediante una continua sensación de querer orinar, aunada a dolor de estómago y de pecho; algunos pacientes presentan escalofríos constantes, aun si su temperatura es normal, y cuando orinan "les arde mucho y casi no hacen nada, y en ocasiones orinan con sangre", afirman los terapeutas. Todos estos elementos son de gran utilidad para el diagnóstico, el cual generalmente se establece con facilidad.

Los tratamientos están destinados a refrescar el vientre del enfermo, condición que se logra mediante la aplicación de emplastos en el abdomen y la administración de preparados medicinales. El emplasto se hace con el camote de cocotillo, molido y colocado directamente sobre el vientre; después se faja al enfermo. La preparación se debe poner a las 6 de la mañana y quitar a las 6 de la tarde. El té medicinal se puede elaborar con varias especies vegetales, entre las que destacan: los cabellos de elote (maíz), el aquiche, palo dulce, la hierba de la golondrina, el mozote, el negrito, la sangre de drago, y el plátano, plantas consideradas "frescas" y que, por lo tanto, contribuyen a quitar el calor acumulado. Con ellas se hace un té que se ingiere tres veces al día. En ciertos casos, como cuando se utilizan los cabellos de elote, el té se prepara el día anterior y se deja serenar ya que, de acuerdo con los conceptos de la medicina tradicional, las bajas temperaturas de la noche hacen que se intensifiquen las propiedades frescas de la infusión.

Si el tratamiento es seguido como lo indican los terapeutas, las posibilidades de alguna complicación son escasas. Para prevenir el mal de orín, se recomienda evitar sentarse en lugares calientes o tomar bebidas demasiado frías.