1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Mayos (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Cacococha ta kene jijito. Nervios

Con el nombre de nervios se conoce entre los mayos a una enfermedad que se origina, según los informantes, "porque la gente se debilita de los nervios por mucho pensar, por problemas, por fumar o por bebidas alcohólicas". La afección tiene el nombre de la causa que la origina: los "nervios", los cuales se ven afectados por las causas antes mencionadas, y hacen que el paciente deje de dormir, pierda el apetito, se sobresalte continuamente y su estado general se deteriore. Los tratamientos son variados y consisten en limpias con macucho o macuche y en otras prácticas que las complementan, tales como sobadas en todo el cuerpo, la ingestión de tes de plantas medicinales y la frotación en las sienes de ciertas preparaciones en forma de polvo. La limpia se hace de la manera siguiente: el terapeuta enciende el "macucho", y con el humo "cruza" al enfermo, es decir hace varias veces el signo de la cruz en la cabeza y en el resto del cuerpo, mientras reza y pide a Dios que el paciente se alivie. Si el enfermo no reacciona como se esperaba, le hace tres "velaciones" —procedimiento que consiste en orar durante toda la noche—. El té recomendado por los terapeutas se prepara con hojas de albahaca, y se debe tomar en dosis de tres vasos al día (V. naranjo y pingüica). Por último, la persona afectada de nervios debe portar un amuleto que contiene piedra imán, ruda, albahacar, mirra, romero macho y santa maría; todos estos elementos se colocan dentro de una bolsita de color rojo, a la que se agregan siete gotas de esencia de sándalo, rosa geranio, lavanda, siete machos, colonia de azahar, agua bendita, además de un chuparrosa. Durante el tratamiento se recomienda suspender las relaciones sexuales, porque éstas podrían agravar la enfermedad.

Los nervios son una enfermedad rebelde a los tratamientos, que puede llevar al enfermo a atentar contra su vida. Aunque las terapias son largas, los especialistas aconsejan observarlas rigurosamente.