1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Mayos (Yoreme).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Otaguantia, Toompuiguariam. Reuma

Es una enfermedad de calidad fría, frecuente entre los habitantes adultos de las comunidades mayos, especialmente entre aquellos que trabajan en el agua y, por lo tanto, "se descalientan", es decir, "agarran frialdad". Es atendida preferentemente por curanderos y sobadores. El origen del padecimiento se encuentra en un cierto tipo de conducta nociva, reiterada por largo tiempo, como puede ser "mojarse con agua fría estando caliente el cuerpo"; este tipo de contraste térmico deriva finalmente en un reuma. En un inicio, el enfermo se "siente desguanzado" por un malestar general que se concentra principalmente en las articulaciones de las extremidades, el cual se va intensificando paulatinamente, y se transforma en un dolor "que no lo deja caminar".

El terapeuta reconoce el padecimiento luego de interrogar y revisar al paciente, centrando la entrevista en el origen del dolor: "si el dolor no es por golpe, entonces es reuma", declara uno de los informantes.

La mayor parte de los tratamientos consiste en aplicar pomada de abeja en la región dolorida, o en sobar empleando un ungüento, preparado por los mismos terapeutas, de plantas medicinales hervidas en grasa de coyote o en algún otro sebo de calidad caliente; en las localidades vecinas a los centros urbanos, para preparar esta medicina se utilizan pomadas de patente, como el vaporrub (V. ayal y amapa). Los médicos tradicionales asentados en las cercanías de estos centros, incluyen en el tratamiento del reuma algunos medicamentos alópatas. Es frecuente recetar cápsulas de vitaminas del complejo B, sobre todo tiamina, o bien inyectar alguna de las fórmulas médicas que las contienen.

Para evitar que progrese con rapidez, el reuma requiere de atención especializada desde que el enfermo advierte los primeros síntomas, ya que incluso puede llegar a producirle invalidez. Según los terapeutas mayos, la enfermedad "hace que se vaya soltando el líquido que tenemos en el cuerpo"; el paciente se seca y ya no se puede mover. A modo de prevención, recomiendan "tomar vitaminas para el cuerpo", periódicamente.