1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Otomies (Nyühü’ o Hña’ñü).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Dolor de muela

En las comunidades indígenas otomíes, el padecimiento conocido con el nombre de dolor de muelas es atendido por lo general por los familiares del paciente; sin embargo, en la región de Tolimán existen curanderas-hierberas especializadas en tratar esta afección. El dolor de muela se presenta porque alguna de las piezas dentales "se está picando". El paciente indica al terapeuta la pieza afectada, y el tiempo transcurrido desde el inicio del malestar.

El tratamiento para el dolor de muelas consta de tres partes: primero se muele piedra alumbre y se mezcla con alcohol; con este preparado se hacen "buchadas" (enjuagues bucales), con el objeto de adormecer la zona dolorida y verificar así la gravedad del malestar. Después se disuelve chocolate en un té de ruda, al que se le agregan dos yemas de huevo y una cucharada de azúcar; este preparado se debe administrar en ayunas durante nueve días, al parecer con el objeto de aminorar la debilidad del paciente (V. flor de leche, palma, sangre de grado, ocotillo, clavelillo y chicalote blanco). Para finalizar, durante estos nueve días se le unta en la mejilla "aceite de siete flores que se compra en la farmacia". Con este tratamiento se pretende hacer desaparecer el dolor y evitar sacar la muela.

Según los terapeutas consultados, cuando el dolor de muelas se presenta en forma aguda se debe al avanzado deterioro de la pieza dental; por tal motivo, ellos recomiendan "arrancarla". De igual manera, afirman desconocer las formas de prevenir esta dolencia que se presenta en toda la población otomí, especialmente durante el "mal tiempo".