1111
Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana
Universidad Nacional Autónoma de México
La Medicina Tradicional de los Pueblos Indígenas de México
Otomies (Nyühü’ o Hña’ñü).
[ ]  [ ]  [ ]  [
Descripción de demandas
]
Descripción de demandas

Caída de varillas

Causa de demanda de atención que atienden las parteras, a petición de la madre del recién nacido. Los terapeutas consultados afirman que se trata de una enfermedad que se produce al momento del parto, especialmente si la mujer se ha atendido sola y desconoce los cuidados que es necesario prestar al niño enseguida a su nacimiento. Las parteras otomíes someten al recién nacido a un procedimiento de naturaleza preventiva destinado a "levantarle las varillas", por si se hubiesen caído al momento de nacer. Según los conceptos anatómicos de los terapeutas, las varillas "son unos huesitos del paladar", muy frágiles, que tienden a "caerse", es decir, a desplazarse hacia abajo con mucha facilidad. La "paladeada" es un masaje en la zona del paladar destinado a levantar estos huesitos, de modo que poco a poco vayan quedando fijos en su lugar, lo que ocurre a la edad aproximada de cuatro años (V. caída de mollera y paladear).

Si el niño sufre este tipo de accidente, manifiesta dificultades para deglutir la leche materna, la cual se desparrama por las comisuras de su boca. Este síntoma hace sospechar de inmediato a la madre que su hijo tiene "las varillas caídas".

La partera aplica el mismo procedimiento que acostumbra realizar al momento del nacimiento del niño: lo paladea. Para ello, moja sus manos con agua fría, introduce el dedo índice en la boca del pequeño y oprime el paladar hacia arriba con el propósito de acomodar las varillas en su lugar de origen.

Es por esta razón que las curanderas recomiendan que los partos sean atendidos por parteras que conozcan su oficio y proporcionen al recién nacido los cuidados que la tradición indica. La caída de varillas se puede presentar

en los niños hasta la edad de cuatro años. Los terapeutas consideran que si un paciente con esta afección no recibe tratamiento, en el futuro "puede tener problemas para hablar, o quedar tartamudo".